Una corte de Estados Unidos declaró culpable este jueves al yihadista del grupo Estado Islámico (EI) El Shafee el Sheij, miembro de la célula de los “Beatles”, de haber participado en el secuestro y el asesinato de cuatro rehenes estadounidenses en Siria entre 2012 y 2015.

Acusado de formar parte de esta célula a la que los rehenes pusieron ese nombre por su acento británico, El Shafee el Sheij fue juzgado en la localidad de Alexandría, cerca de Washington, por su papel en la captura y muerte de los periodistas James Foley y Steven Sotloff, así como de los cooperantes Kayla Müller y Peter Kassig, y por su apoyo a una organización terrorista.

El jurado de este juicio ante un tribunal federal tardó solo 12 horas en declararle culpable de los ocho cargos retenidos contra él.

Él no reaccionó al conocer el veredicto. Varios familiares de las víctimas presentes en la sala tenían lágrimas en los ojos.

Publicidad

Su sentencia será pronunciada el 12 de agosto.

El Shafee el Sheij, de 33 años, guardó silencio durante este primer gran juicio contra el grupo yihadista en Estados Unidos, que duró dos semanas. Por boca de su abogado, reconoció haberse alistado en el EI pero negó ser uno de los “Beatles”.

Ejecutaron a rehenes

Los “Beatles” supervisaron la detención entre 2012 y 2015 de al menos 27 rehenes de una quincena de países (Reino Unido, Japón, España, Francia, Dinamarca, Nueva Zelanda, Perú...) y ejecutaron a una decena de ellos, grabándolo en videos de propaganda.

Durante el juicio, una decena de exrehenes declararon como testigos, contando las agresiones espantosas que sufrieron durante el cautiverio: simulacros de ahogamiento, palizas sistemáticas, torturas psicológicas...

Publicidad

Describieron a hombres “sádicos” que trabajaban en “equipo”. Iban siempre “enmascarados” y “con guantes”, prohibían que les mirasen y daban palizas.

El miércoles, antes de la deliberación del jurado, el fiscal Raj Parekh aseguró que la fiscalía había reunido “un mosaico de pruebas” que demuestran que él formaba parte de un “complot aterrador e inhumano”, que “provocó la muerte” de estadounidenses, británicos y japoneses.

“Un crimen terrorista abre una herida enorme en una sociedad, solo la justicia puede poner fin a un capítulo tan monstruoso”, comentó el periodista francés Nicolas Hénin, rehén entre 2013 y 2014 y que durante el juicio describió la crueldad de sus carceleros.

“No trae de vuelta a los muertos, no cura todas las heridas, pero calma. Designa quién es el culpable, quién es la víctima y pone un poco de orden”, dijo en un mensaje a la AFP.

Publicidad

Célula los Beatles

La fiscalía asegura que El Shafee el Sheij era “Ringo”, mientras que algunos rehenes creen que era “George”. Los exrehenes llamados a declarar no lo han identificado como miembro del grupo.

Pero en 2018 reconoció en entrevistas con periodistas que había “interactuado” “sin compasión” con rehenes que vigilaba y con los que estaban bajo la vigilancia de dos “amigos” que conoció en Londres, Mohamed Emwazi y Alexanda Kotey.

Fue con este último con quien El Shafee el Sheij fue arrestado en 2018 por las fuerzas kurdas en Siria. Ambos fueron trasladados a Estados Unidos para ser juzgados, pero Kotey optó por declararse culpable y su sentencia se emitirá el 29 de abril.

El miembro restante del grupo, Mohamed Emwazi, murió en un ataque con drones en 2015. Era apodado “Jihadi John” y fue identificado tras aparecer con un cuchillo de carnicero en videos de propaganda del Estado Islámico en los que se veía la decapitación de rehenes occidentales. (I)