El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, dijo este jueves estar “seguro” del triunfo del sí en el referendo del Código de las Familias -que contempla, entre otras cosas, el matrimonio igualitario- del próximo domingo.

Díaz-Canel mantuvo un encuentro con familias y activistas cercanos al Gobierno en un programa especial en la televisión estatal de cara a la venidera consulta popular.

El programa se grabó el pasado martes en el Palacio de la Revolución, según informó la cuenta oficial de la Presidencia en Twitter.

“Creo que estamos todos claros de que estamos en vísperas de participar en un acto cívico y de enorme responsabilidad al cual asistiremos con todo el derecho pero también con sentido del deber y la responsabilidad ciudadana y social”, sostuvo el mandatario durante el encuentro.

Publicidad

El Código de las Familias ha sido criticado por el Comité Permanente de la Conferencia de Obispos Católicos en Cuba en algunos aspectos del proyecto ya que consideran que está “permeado” de ideología de género.

El texto, que sustituye a una normativa de 1975, contempla el matrimonio entre personas del mismo sexo y la posibilidad de que adopten, regula el embarazo “solidario”, la responsabilidad de los progenitores con sus hijos y el cuidado de las personas mayores, además de prohibir el matrimonio infantil y abordar la violencia de género.

El presidente criticó algunos bulos sobre el contenido del código, como una supuesta “imposición” de un modelo de familias con dos padres o dos madres.

“El Código está reconociendo el tipo de familia que yo deseo, el que tú deseas... hay personas que, si razonan desde los sentimientos, podrán superar esa incomprensión”, dijo.

Publicidad

La consulta, a la que están llamados unos ocho millones de personas a partir de los 16 años, se celebrará en más de 24.000 colegios electorales de los 168 municipios del país.

El pasado domingo ya participaron en más de 1.000 colegios en el extranjero aquellos cubanos en misiones diplomáticas y estatales, como médicos, deportistas y técnicos. Muchos emigrados no tuvieron derecho de sufragio al no mantener su residencia en Cuba.

El ejercicio pretende ser el punto y final de un proceso que arrancó con la elaboración de la Constitución de 2019.

La inexistencia de encuestas públicas no permite anticipar posibles resultados. En las últimas semanas el Gobierno ha llevado a cabo una intensa campaña por el sí, mientras que no ha habido a favor del no. (I)