La poderosa hermana del líder norcoreano Kim Jong Un criticó el viernes como “el colmo del absurdo” la oferta de Seúl de ayuda económica a cambio de la desnuclearización del país comunista y descartó unas posibles negociaciones cara a cara.

Sus palabras responden al plan presentado esta semana por el presidente surcoreano Yoon Suk-yeol para ofrecer comida, energía e infraestructura al Norte si abandona su programa de armas nucleares.

Los analistas ya habían anticipado las nimias posibilidades de éxito de la propuesta dado que Pyongyang invierte gran parte de su riqueza en su programa militar y ha dejado claro repetidas veces que no aceptará ese trueque.

La hermana de Kim Jong Un, Kim Yo Jong, tachó la oferta como “el colmo del absurdo” y advirtió de que la premisa de que el Norte negociará sobre su programa nuclear es falsa.

Publicidad

“Al pensar que el plan de canjear ‘cooperación económica’ por nuestro honor, nuestras armas nucleares, es el gran sueño, la esperanza y el plan de Yoon, nos dimos cuenta de que es realmente simple y todavía infantil”, dijo en un comunicado publicado por la agencia oficial KCNA.

“Nos ha quedado claro que no nos sentaremos cara a cara con él”, añadió.

Corea del Norte ha desplegado un récord de ensayos armamentísticos este año, incluyendo el lanzamiento de un misil balístico intercontinental a pleno alcance por primera vez desde 2017.

Estados Unidos y Corea del Sur han alertado de que Pyongyang prepara el séptimo ensayo nuclear de su historia.

Aunque antes de su elección en marzo destacó por sus duras posturas frente al régimen comunista, Yoon dijo el miércoles que su administración no tratará de adquirir capacidades nucleares disuasorias. (I)