China lidera uno de los proyectos urbanísticos y de arquitectura más grandes del mundo en la actualidad. Se trata de una mega construcción en uno de los desiertos del país, para que eventualmente se convierta en una gran ciudad que sea su segunda capital y albergue a más de 200 millones de personas.

El gobierno arrancó este proyecto en el 2018, en la cuenca de Junggar Basin, la enorme región desértica de Xinjiang, al noroeste de China. De acuerdo al South China Morning Post, China intenta construir otra capital para volver a la antigüa tradición de tener dos capitales, y así aumentar su poder y prosperidad.

Locke, la única ciudad de Estados Unidos construida por chinos y para chinos

Xinjiang, al ser una región espaciosa y lo suficientemente lejos de Pekín, la capital oficial, fue el lugar elegido.

Publicidad

Xinjiang, China

Cómo se está construyendo esta mega ciudad

Levantar una ciudad en el desierto requiere de mucho tiempo, una gran inversión económica y múltiples ingenieros que supervisen todos los aspectos de construcción.

Actualmente, la tarea más importante para China es construir los embalses y largos conductos acuíferos subterráneos que ayudarían a almacenar el agua del deshielo y a transportarla al desierto para que suministre a los futuros habitantes.

Este sistema de túneles subterráneos se expande por cerca de 1.000 kilómetros, y su objetivo es que Xinjiang no sufra de las sequías que se suelen presentar en esa región desértica.

Publicidad

China presenta su nuevo ejército de perros robot con ametralladoras en la espalda

Pero, mientras se resuelve un problema, se genera otro.

Ahora, toda la maquinaria y tuneladoras que la construcción de los acueductos ha dejado, está impactando en el tráfico de camions y ferrocarriles. China por eso ha diseñado un sistema de inteligencia artificial que, con sensores, identifica las vías libres para facilitar el transporte y advierte a los conductores de los caminos obstaculizados.

Publicidad

Todo el sistema es supervisado por funcionarios humanos que están preparados para intervenir en casos de emergencia.

De acuerdo a los desarrolladores del sistema de IA, este ha ayudado a evitar los elevados riesgos para la seguridad durante la excavación de túneles ultralargos, la compleja programación multivehículo y el transporte ineficiente de materiales.

China afirma que las maniobras en Taiwán ponen a prueba su capacidad para “tomar el poder”

El potencial de Xionjiang como segunda capital

Su ubicación geográfica, su terreno gigante y la distancia con Pekín son tres factores que convierten a Xionjiang en una región perfecta para ser una segunda capital.

Peatones caminan por un paso elevado en el centro del barrio financiero (CBD siglas en inglés) de Pekín. EFE/Michael Reynolds Foto: MICHAEL REYNOLDS

En Shenzhen, la ‘Silicon Valley’ de China, ya se prueba la tecnología 5.5G de Huawei

Este desierto comparte frontera con Rusia, Mongolia, Kazajistán, Kirguistán, Tayikistán, Afganistán y Pakistán, de modo que las autoridades chinas tendrían una presencia constante en este territorio. Por otro lado, convergen allí personas de múltiples nacionalidades y culturas.

Publicidad

Lo que por décadas le ha hecho falta a esta zona, es desarrollarse al mismo nivel que las regiones del este de China. Pero en los próximos años podríamos empezar a ver este avance, tanto urbanístico como arquitectónico y tecnológico. (I)