El jueves por la mañana temprano, justo antes de que el amanecer comience a iluminar el cielo, tendremos la oportunidad de ver algunos de los restos del más famoso de los cometas iluminar brevemente el firmamento.

El cometa Halley hizo su último paso a través del sistema solar interior en 1986 y no regresará hasta el verano de 2061. No obstante, cada vez que Halley gira alrededor del sol, deja un rastro polvoriento, como “escombros cósmicos”, que termina detrás del cometa.

La órbita del cometa Halley se acerca mucho a la órbita de la Tierra en dos lugares. Un punto está a mediados o finales de octubre, produciendo una exhibición de meteoritos conocida como las Oriónidas. El otro punto llega a principios de mayo, produciendo las Eta Acuáridas.

La lluvia de estrellas de las Eta Acuáridas son visibles entre el 21 de abril y el 20 de mayo, pero se encuentran en su punto máximo los días 5 y 6 de mayo en Ecuador, de acuerdo con el sitio timeanddate.com.

La lluvia de estrellas favorece al hemisferio sur por su ubicación, pero también se puede ver en el norte. De acuerdo con la NASA, la lluvia de Eta Acuáridas presenta alrededor de 30 meteoros por hora durante su pico.

Las Eta Acuáridas se ven mejor unas horas antes de que salga el sol, según la Organización Internacional de Meteoros.

El punto radiante, el área desde donde los meteoros parecerán originarse y donde los observadores de estrellas deberían mirar, es la Constelación de Acuario en el cielo sureste.

Aunque se podrán ver a simple vista, los observadores pueden ayudarse con unos binoculares para disfrutar con más detalle de este evento astronómico. (I)