Argentina se prepara para una elección legislativa muy importante para los proyectos del actual gobierno del presidente Alberto Fernández.

En medio de la grave crisis económica exponenciada por la pandemia, la población está dividida en lo que llaman “la grieta”, entre los que apoyan al presidente y al peronismo y entre quienes están en contra. Dos modelos económicos enfrentados, que no encuentran un punto en común.

En ese marco, en las pasadas elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO) hubo un resultado que daba mayor apoyo a la oposición y ponía en jaque el nivel de maniobra del ejecutivo en el Congreso.

Según el analista argentino Rosendo Fraga, “desde 1946 que fue la primera elección en la cual compitió el peronismo, nunca tuvo una derrota tan importante (como en las PASO de este año), obteniendo, en septiembre de 2021, el 30 % frente a la oposición que obtuvo el 40 %. La consecuencia será que se agudizarán los conflictos internos dentro del oficialismo y en particular entre el presidente y la vicepresidenta Cristina Kirchner”.

Publicidad

Mientras que para el analista Artemio López, la situación del país es muy complicada y según las estadísticas, el 40,6 % de la población está en niveles de pobreza y más del 10 % de pobreza extrema, un nivel de desempleo en torno a los 10 puntos y gente que ya ni busca porque tiene poca esperanza en conseguirlo.

Para él, esto se debe a las decisiones tomadas durante el gobierno de Mauricio Macri (2015-2019) y la pandemia, y el país vive un gran nivel de desigualdad redistributiva, complicada por la falta de generación de empleo.

El expresidente de Argentina Mauricio Macri camina entre la multitud tras declarar ante un juez por primera vez tras dejar el poder, ayer, en la ciudad de Dolores (Argentina). Foto: EFE

En este tema Fraga comenta que para la población la crisis económica es más responsabilidad de los gobernantes que de la pandemia. Es decir, se responsabiliza a Macri y Fernández. A medida que transcurre el tiempo, crece la responsabilidad adjudicada al último y decrece la responsabilidad asignada al primero.

Por eso el castigo en las PASO, pero López cree que aún todo puede pasar en la elección oficial del 14 de noviembre, pues mucha gente que apoya al oficialismo no salió por descontento, algo que se puede medir viendo que Juntos por el Cambio (oposición) no obtuvo más votos que en 2019, pero del Frente de Todos (oficialismo) no concurrieron.

Publicidad

En este punto, Fraga comenta que llevar más gente a votar no es un problema de autoridad, sino que se lo hace con mecanismo clientelista. El oficialismo puede tener algún éxito al llevar a gente a votar –en Argentina el voto obligatorio no tiene sanciones efectivas–.

López también ve un problema con la deuda de 44.000 millones de dólares que tiene Argentina con el Fondo Monetario Internacional (FMI), firmada en el gobierno de Macri, que ve impagable para el país por los próximos 10 años.

En este punto el presidente Fernández ha comentado que está tratando de renegociar. Además de afirmar que la elevada inflación que registra el país suramericano no tiene que ver con problemas de política monetaria sino con la “especulación” de empresarios “pícaros”, en particular en el sector de los alimentos. Sin embargo, sus críticos le achacan un muy mal manejo de la situación y de la pandemia por los repetidos confinamientos y restricciones, según EFE.

De acuerdo con el Gobierno, en la primera quincena de octubre se registró una aceleración de precios en alimentos y productos de limpieza e higiene personal, con subidas de entre el 8 % y el 25 %.

Publicidad

“El escenario poselectoral será muy difícil debido a problemas sociales y económicos muy agudos convergiendo con los conflictos políticos dentro del oficialismo, y en alguna manera, también en la oposición”, afirma Fraga.

Algo similar piensa López, quien ve al conjunto de la clase política en una situación de mucha debilidad y con “mucho distanciamiento de la sociedad del conjunto de la dirigencia”.

En ese contexto también han resaltado los llamados libertarios, entre los que sobresale Javier Milei, como una tercera vía, pero expertos lo ven como algo coyuntural y obtendrían 2 % y 3 % de votos. (I)