El asalto al Parlamento de Kenia por parte de manifestantes contrarios a un polémico proyecto de ley de subidas fiscales sumió este martes al país en el caos, en una jornada de protestas sin precedentes que provocó la muerte de al menos 17 personas a manos de la Policía y el despliegue del Ejército.

El presidente keniano, William Ruto, ordenó aumentar las medidas de seguridad para frustar “cualquier intento de criminales peligrosos de socavar la seguridad y la estabilidad” del país, tras asegurar que “elementos criminales” se infiltraron en las “protestas pacíficas de la ‘generación Z’ (sus promotores)”.

“Hoy Kenia experimentó un ataque sin precedentes a su democracia, el Estado de derecho y la integridad de sus instituciones constitucionales”, afirmó Ruto en un mensaje dirigido a la nación al final del día desde la State House, sede de la Presidencia en Nairobi.

Publicidad

La violencia estalló este martes en Nairobi y otras ciudades del país en la tercera jornada de protestas en la última semana a raíz de la tramitación parlamentaria del Proyecto de Ley de Finanzas de 2024, que contempla subir impuestos y crear otros y que ha generado una ola de manifestaciones impulsadas por jóvenes.

El Gobierno ordenó el despliegue del Ejército para atender la “emergencia de seguridad” y apoyar a la Policía, que se vio superada por las manifestaciones, sobre todo en Nairobi, epicentro de unas movilizaciones nunca vistas en la historia reciente del país.

Al menos 17 personas murieron a lo largo de este martes en Kenia -14 de ellas en la capital- en las protestas, confirmó a EFE una plataforma integrada por una veintena de ONG. Se suman a otros dos muertos en manifestaciones anteriores.

Publicidad

Lo que empezó en la mañana como una protesta pacífica de miles de jóvenes contra las subidas de impuestos en la capital keniana y en otras ciudades del país derivó en una batalla campal entre las fuerzas de seguridad y los manifestantes.

Los manifestantes irrumpieron en el complejo donde se encuentra el parlamento, prendiendo fuego a parte del edificio, después de que los legisladores aprobaran un proyecto de ley de finanzas que apunta a recaudar 2.700 millones de dólares adicionales en impuestos como parte de un esfuerzo para aligerar la pesada carga de deuda del país. Foto: EFE

Al grito de “¡Ruto debe irse!”, los manifestantes invadieron el Parlamento a través del Senado (Cámara Alta) e incendiaron parte del recinto, pese a la dura respuesta de la Policía, que abrió fuego para impedir el asalto.

Publicidad

La Policía trató de dispersarlos con gases lacrimógenos y cañones de agua, pero alrededor de las 14:30 hora local (11:30 GMT) comenzó a disparar munición.

Los asaltantes tiraron por el suelo y destrozaron mobiliario, ventanas y banderas, mientras acusaban a los políticos de “traidores”, después de que 195 diputados votaran de manera preliminar a favor del polémico texto, frente a 106 votos en contra.

Con esta norma, el Gobierno pretende recaudar 2.700 millones de dólares en impuestos adicionales para reducir el déficit presupuestario y el endeudamiento estatal.

Pero los manifestantes sostienen que esas medidas empujan a la pobreza a la población.

Publicidad

Además de los muertos, hay cientos de heridos y detenidos en todo el país desde que se desataron la semana pasada las protestas, duramente reprimidas por la Policía.

Protesta se difunde en redes sociales

A diferencia de las protestas antigubernamentales que históricamente ha vivido Kenia, violentas e impulsadas por líderes políticos, estas manifestaciones fueron convocadas por jóvenes de la llamada ‘generación Z’ (personas nacidas entre mediados de la década de los noventa del siglo XX y la primera década del siglo XXI).

Las protestas se promueven a través de redes sociales como TikTok, X o Instagram y suelen tener un tono pacífico.

Además el país sufre desde la tarde de este martes un corte parcial de la conexión a internet.

El Proyecto de Ley de Finanzas de 2024 propuesto por el Gobierno planteaba nuevos impuestos, como el IVA del 16 % al pan o el del 2,5 % a los vehículos de motor, además del aumento de algunos de los existentes, como el del servicio de transferencia de dinero móvil.

Sin embargo, la semana pasada el Gobierno anunció que habría enmiendas y se eliminarían algunos impuestos. (I)