NOTICIAS

Publicidad

Sin saber del campo, cambió su trabajo de oficina en un área financiera para hacer fumigación con drones: Gustavo Paredes aprendió de cero a operar la nave no tripulada con la que se inició

El presidente ejecutivo de Agdronec S. A. es parte de la serie ‘Así se emprende en Ecuador’ de EL UNIVERSO.

Gustavo Paredes tiene 31 años y es propietario de Agdronec S.A., donde fumiga con drones y brinda capacitaciones. Foto: Carlos Barros

Publicidad

La idea de emprender e innovar siempre estuvo rondando en la mente de Gustavo Paredes, un ingeniero comercial que dejó su trabajo de oficinista en el área financiera en Guayaquil para enfocarse en la tecnología desde el agro.

En 2015 empezó su análisis en internet y encontró a los drones. Investigó más del aparato y le llamó la atención lo que podía realizar como mapeo, escaneo de haciendas y hasta conteo de plantas.

Después le causó curiosidad ver un dron con un tanque y se enteró que era para fumigación. Entonces, buscó proveedores y adquirió uno e inició con ese servicio a amigos y conocidos. “A inicios de 2017 traigo mi primer equipo y empiezo a dar servicios a conocidos con sembríos de arroz”, dice Paredes, quien admite que nunca había operado un dron, pero decidió arriesgarse.

Publicidad

La pandemia destruyó el negocio de José Carlos Fallú, pero con carbón encendió su pasión: los asados, y ahora dicta cursos y hasta da empleo en Guayaquil

“Estaba nervioso, angustiado porque los drones son caros y podía caerse”, cuenta el presidente ejecutivo de Agdronec S. A., de 31 años, quien luego de su primera experiencia optó por practicar la manipulación del equipo en una cancha de fútbol cerca de donde vive su novia.

“Me tiré al ruedo con el primer servicio en el cantón Daule y ahora sigue siendo cliente mío desde 2017″, señala.

Paredes brinda capacitaciones a pilotos en las provincia del Guayas y Los Ríos y da asesoría a empresas donde también manejan esos equipos. Foto: Carlos Barros

Después de ese ingreso económico, el emprendedor brindaba sus servicios en los días libres, esto es, los fines de semana. Y así se mantuvo hasta el 2019 cuando adquirió dos drones más con sensores de obstáculos y cámaras.

Publicidad

Paredes sentía la necesidad de dar “ese salto de fe” y decide renunciar una semana antes que el país entre en un confinamiento por la pandemia COVID-19, en marzo de 2020. “Era mi primera semana como emprendedor al 100 %, pero lo bueno es que las personas me conocían y sabían que daba ese servicio”, relata Paredes, quien menciona que tuvo bastantes solicitudes a pesar de la pandemia y que su “jugada” fue acertada.

Los $ 20 que le regaló su mamá ayudaron a que Landy Andrade hoy venda hasta 3.000 bolos al mes; ella sueña con su ‘imperio’ de bolos y chocobananas

Ya para el 2021 optó por agrandar su servicio e incorporó la venta de drones; las capacitaciones a pilotos en las provincias del Guayas y Los Ríos y la asesoría a empresas donde también manejan esos equipos.

Publicidad

Y fue así que Paredes pasó de tener dos servicios al mes de fumigación a casi todos los días en cultivos de arroz en Daule y Samborondón. Se especializa más en el ciclo corto de la gramínea con un dron. Y sus cursos son dos veces al mes. “Hemos tenido meses que trabajamos los 30 días porque en la agricultura no hay feriados, ni paros, ni nada porque la plaga entra y no descansa”, afirma.

Paredes recalca que su emprendimiento no se basa en llegar al lugar y fumigar, dice que se requiere evaluar los riesgos de vuelo, saber donde hay cables, publicidades, entre otros, para que el equipo pueda operar.

Las galletas de almidón de yuca que padre e hijo vendían en las calles y tiendas de barrio hoy llegan a Estados Unidos y hasta se comercializan por Amazon

Su dron fumiga, por ejemplo, cada seis hectáreas en una hora. Y el agricultor es quien coloca el químico. “Porque cada agricultor trabaja con un químico de confianza”, apunta. En uno de los lugares donde Paredes presta sus servicios es en la Hacienda La Virgen, en Los Ríos.

Paredes mantiene su emprendimiento solo, aunque contrata a personal eventual durante las fumigaciones y prioriza la mano de obra del campo. “Ellos son los que conocen, los que se ubican en la zona, son los que refieren los contactos y vienen a ser como ejecutivos comerciales en el negocio y al mismo tiempo como operadores en campo”, dice.

Publicidad

El servicio de fumigación que brinda Paredes con Agdronec cuesta $ 18 por hectárea. Ese valor varía, según los obstáculos en territorio. En cuanto a los cursos de piloto principiante cuesta $ 300 por persona y dura cinco horas. Además ofrece un descuento de $ 100 a quienes vayan con su dron.

Su oficina ya no es un edificio sino en una hacienda vía a Daule, donde justamente imparte sus conocimientos. “Emprender ha sido durísimo porque primero tienes la inestabilidad del país, los paros, la inseguridad, que de alguna manera no solo afecta en el negocio sino en lo emocional. También hay inestabilidad porque los precios oficiales de los cultivos sufren caídas y no hay tanta liquidez en el productor y le toca recortar ciertos servicios y el primero es la fumigación con drones”, comenta.

Con 10 dólares nació la sorprendente ‘Chica Bahía’, quien es canal de compras de otros emprendedores y llega hasta Estados Unidos

Para Paredes hubo un gran obstáculo que tuvo que superar y se trataba de la resistencia del agricultor a la tecnología. “Ha sido complicado porque toda la vida se ha basado en temas de tradición. Fue una barrera de entrada porque no todos confiaban, pero ya no es así”, asegura.

Para el dueño de Agdronec es un logro aprender de la agricultura y convivir en el campo. Aspira a en los próximos años crecer a través de una alianza empresarial en el sector agrícola para así lograr una cobertura a nivel nacional

También pretende masificar la capacitación a comunidades en el agro. Cree firmemente que la innovación es el camino a seguir. Y por eso recomienda a los emprendedores construir una idea y ponerle empeño. “Recuerden que esta es una carrera de resistencia y no de velocidad”, enfatiza. (I)

Cómo consultar mi lugar de votación 2023 en Ecuador

En El Universo puedes revisar tu lugar y mesa de votación en estas elecciones seccionales 2023 que se desarrollan en Ecuador. Puedes hacerlo en la siguiente página

¿Cuándo son las elecciones en Ecuador 2023?

Este domingo 5 de febrero del 2023 es la fecha en que se celebrarán las elecciones seccionales en Ecuador. Las elecciones serán desde las 07:00 hasta las 17:00.

Cómo votar en las elecciones 2023 en línea vía telemática

El Consejo Nacional Electoral (CNE) implementó la modalidad de votación telemática en el exterior 2023 para los 97.100 ecuatorianos que se encuentran empadronados en cualquiera de las 52 zonas electorales establecidas, pero hasta el momento solo 10.572 se han inscrito, lo que equivale al 10,8 %.

Cómo consultar donde me toca sufragar en las elecciones de Ecuador

Para saber dónde te toca sufragar en las elecciones de Ecuador existen varios métodos, lo puedes hacer en la página del CNE, también en El Universo o de manera telefónica también.

Cómo consultar si soy miembro de mesa o mi lugar de votación vía telefónica

Los ciudadanos pueden comunicarse llamando al número 150 desde cualquier teléfono, inclusive desde dispositivos celulares.

Qué dignidades se eligen en las elecciones del ecuador 2023

En estos comicios se elegirán prefectos y viceprefectos, alcaldes, concejales urbanos y rurales, miembros de las juntas parroquiales rurales e integrantes del CPCCS para el periodo 2023-2027.

De acuerdo con la Constitución y el Código de la Democracia, la posesión de las nuevas autoridades se realizará el 14 de mayo de 2023.

Noticias de las Elecciones 2023 en Ecuador

Publicidad

Publicidad

Publicidad

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Publicidad

Publicidad

Publicidad