Si bien enfermedades como el COVID-19, las cardíacas y la diabetes son las que provocaron el mayor número de muertes en Ecuador en 2021, también hay otras razones poco conocidas que generaron fallecimientos, aunque no al mismo nivel que las antes mencionadas.

Según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), se registraron fallecimientos que tranquilamente se pueden considerar insólitos o, al menos, peculiares. Por ejemplo, cinco personas (dos mujeres y tres hombres) murieron al ser víctimas de la caída de un rayo. Estas muertes ocurrieron en las provincias de Chimborazo, Loja, Los Ríos, Tungurahua y Zamora Chinchipe.

Las diez principales causas de mortalidad en Ecuador en el 2019

Estudios científicos estiman que las muertes por este factor meteorológico estarían entre las 6.000 y 24.000 por año a nivel mundial. Las probabilidades de que le caiga un rayo a una persona en un año son solamente de cerca de 1 en 500.000, según el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos.

Publicidad

En Imbabura se registró la muerte de un niño porque uno de sus testículos no descendió. A esto se lo conoce como criptorquidia. Un testículo no descendido tiene una mayor probabilidad de presentar cáncer, incluso si se baja hasta el escroto con cirugía. Mientras que un hombre en Pichincha falleció por un tumor benigno en el pene. Por otra parte, el trastorno del sueño le provocó la muerte a una mujer en Chimborazo.

Además, acciones que se realizan diariamente y que parecen sencillas también provocan la muerte a los ecuatorianos. Dos personas, en Loja y Pichincha, fallecieron tras caerse de sus respectivas camas. Cuatro ecuatorianos murieron tras caerse de un árbol en Loja, Manabí, Los Ríos y Pichincha. Una persona, en Morona Santiago, murió tras caer de una silla.

Los trastornos del sueño, así como caerse de la cama, son causas de muertes en Ecuador. Foto: Archivo

También se registraron muertes por enfermedades infecciosas muy particulares y poco conocidas en el país. Dos ecuatorianos, en Pichincha y Morona Santiago, fallecieron por contagiarse de ascariasis, una infección causada por una lombriz intestinal. Las personas contraen la infección al ingerir huevos de la lombriz, por lo general en alimentos contaminados. Según la Clínica Mayo, cada año en el mundo mueren entre 2.000 y 10.000 personas por esta enfermedad.

En el registro del INEC también aparece una muerte, en Morona Santiago, por blastomicosis, que es una enfermedad causada por un hongo que se encuentra en la madera en descomposición y en el suelo. El hongo ingresa al cuerpo a través de los pulmones, donde comienza la infección. Posteriormente, se propaga a otras partes del cuerpo.

Publicidad

La enfermedad puede afectar la piel, los huesos, las articulaciones y otras áreas. Se estima que cerca de 200 casos se diagnostican anualmente en todo el mundo y se registran menos de 20 muertes. Es más común en países como Estados Unidos y Arabia Saudita.

El dolor crónico “no clasificado en otra parte” también fue la causa de muerte de ecuatorianos el año pasado: doce personas murieron; nueve de ellas vivían en Morona Santiago.

Estos son los 5 principales factores de riesgo de muerte en el mundo. ¿Y en Ecuador?

La Asociación Internacional para el Estudio del Dolor define esta patología como una experiencia sensitiva y emocional desagradable, vinculada a una lesión real o potencial. Según explica la doctora Carla Cevallos, de Laboratorios Bagó Ecuador, “el dolor es, en principio, un mecanismo de defensa cuya función es detectar y localizar los procesos que dañan las estructuras corporales, pero también es un fenómeno subjetivo que puede estar o no vinculado a una lesión o patología”.

El dolor causa irritabilidad, cambios de humor, tristeza, abatimiento y sentimientos de inutilidad. El dolor produce sentimientos de decepción y desesperación en la persona. Puede llevar a un trastorno de ansiedad o depresivo que podría llevar al suicidio, dice la especialista.

Publicidad

En el tema de los tumores benignos, estos no se consideran cáncer, solo crecen en una parte del cuerpo y no pueden aparecer ni invadir otras partes. Sin embargo, sí pueden ser peligrosos si presionan órganos importantes, afirma Carlos García, oncólogo. Por eso, es importante que el paciente vaya a un médico y siga un tratamiento, que por lo general termina en extirpación del tumor, para no tener complicaciones.

La gran mayoría de estas causas o patologías poco habituales tienen algo en común: las personas fallecen en sus casas, según el INEC. La excepción son los casos de enfermedades infecciosas que sí llegaron a tratarse en un hospital y es allí donde se produjo la muerte.

Las caídas de sillas, camas o escaleras pueden provocar traumatismos que derivan en la muerte, explica Mario Aguilar, traumatólogo. En ocasiones, el daño en la persona es evidente, como un golpe en la cabeza, y la familia la traslada a urgencias. Sin embargo, otras veces no se le da importancia y se piensa que con hielo y medicamentos se puede controlar, pero hay casos en que el golpe generó una hemorragia interna y pone en riesgo la vida de una persona, explica el especialista.

Lo recomendado es acudir al doctor cuando se tiene una fuerte caída, y no importa el lugar del traumatismo. Es el especialista el encargado de decirle al paciente que no hay riesgo”, dice.

Publicidad

Las muertes generadas por estas causas peculiares son, de lejos, muy bajas en comparación con las de coronavirus, que el año pasado provocó 20.874 fallecimientos, seguidas de las derivadas por infarto agudo al miocardio (12.305) y por la diabetes tipo dos (2.659). (I)