En el personal de la Cruz Roja Ecuatoriana de la provincia del Azuay existe preocupación ya que desde el inicio de la pandemia cerca de 260 voluntarios atienden emergencias y colaboran en la entrega de ayudas humanitarias y atención primaria de salud, pero aún no han sido vacunados contra el COVID-19.

Desde la Coordinación Zonal 6 del Ministerio de Salud Pública (MSP) les respondieron que deberán esperar para la fase dos o tres, indicaron.

En Cuenca, la primera etapa de inmunización involucra a bomberos, recolectores de basura, fiscales, médicos, administrativos en clínicas privadas, adultos mayores y personal que atiende llamadas en el ECU911.

Pero hay otro grupo de primera línea que aún no ha sido considerado a pesar de que están en ‘áreas negras’ o de alta exposición al virus, como las zonas de triaje en hospitales de la ciudad de Cuenca.

Publicidad

Estos son los cerca de 260 voluntarios y personal contratado por la Cruz Roja que, a pesar de estar en atención primaria, no son considerados como una prioridad. Diana Salinas atiende todos los días a pacientes que llegan al hospital Vicente Corral Moscoso, en el área de triaje 1 y 2. Ahí toma signos vitales y los clasifica según los problemas respiratorios, el tipo de patología y la edad.

Ella aún no ha sido vacunada y eso la tiene con preocupación porque continuamente se expone a un contagio. Sabe que dentro del hospital ya hay colegas inmunizados porque pertenecen al MSP, pero hasta que llegue su turno trabaja en medio de tensión y ansiedad.

Sobre esta situación, el presidente de la Junta provincial de la Cruz Roja, Christian Astudillo, muestra oficios en los que ha solicitado que se incluya a los voluntarios. Justificó la necesidad de que se los inmunice, pero no ha tenido éxito.

En las últimas semanas envió tres oficios y solo dos le han respondido. Uno al Municipio de Cuenca, en el que le mencionaron que ellos solo apoyan en la logística de las dosis, y el segundo a la Gobernación del Azuay, que aún tiene la respuesta pendiente.

La tercera carta fue dirigida a la coordinación zonal 6 del MSP. A la misiva le contestaron que “la fase 0 y 1 contempla al personal de primera línea, adultos mayores de centros geriátricos y trabajadores de la red pública y complementaria, posteriormente a todas las personas de 18 años en adelante (fase dos y tres)”.

Esta contestación llamó la atención de Astudillo, porque el personal de la Cruz Roja sí es considerado de primera línea, pues su presencia ha sido constante en emergencias antes y durante la crisis sanitaria. Por ahora, los únicos que han sido vacunados son los operadores que contestan llamadas en la central del ECU911, los conductores de las ambulancias y los paramédicos rentados, por lo que el pedido va para los que colaboran y no tienen relación de dependencia con esta entidad.

Publicidad

Geovanny Banegas es otro voluntario que también pide la inmunización para sus compañeros, porque al hacer atención prehospitalaria, asistencia humanitaria, acompañamiento a adultos mayores y operativos están altamente expuestos a un contagio.

Situación sanitaria en Cuenca

Según el reporte del MSP emitido este viernes, Azuay reporta 19.935 casos positivos de COVID-19, de los cuales 15.660 se concentran en Cuenca. Mientras, la ocupación de los hospitales públicos y privados sigue alta.

El médico Fernando Ortega, intensivista del hospital del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social y del Hospital del Río (privado), comentó en su cuenta de Twitter: “Los ingresos por COVID-19 aumentan día a día, ucis llenas, familiares en busca de una cama UCI, se parece a lo que vivimos en agosto 2020! Si la gente no toma CONCIENCIA del problema, esto será peor en los próximos días, y el siguiente en buscar cama puede ser Ud. o su familia!”. (I)