Los dos hijos de María Castelo fueron trasladados de una unidad educativa de Quito a Guayaquil. Están en educación básica.

Son parte de los 165.000 traslados ordinarios que se han atendido dentro del régimen Costa-Galápagos, cuyas clases para el período escolar 2022-2023 se iniciarán en los próximos días, de manera escalonada.

Los traslados, que culminaron el 9 de abril, son los procesos mediante los cuales las familias solicitan que los estudiantes se cambien de institución, de fiscal a otra fiscal o de particular a fiscal, porque han cambiado de domicilio.

En redes ofertan traslados entre unidades educativas de Guayaquil por 450 dólares; el Ministerio de Educación aclara que el trámite es gratuito

“Hay estudiantes que solicitan, familias de estos estudiantes que solicitan un cambio de institución educativa porque se han mudado o han cambiado de domicilio y por lo tanto son 165.000 que ya fueron atendidos, pero habrá un nuevo momento de traslados”, dijo la ministra de Educación, María Brown, en una entrevista en radio Quito.

Publicidad

Agregó que se ha atendido un “número sin precedentes” de traslados, esto porque solo en la ciudad de Guayaquil se han superado los 100.000.

En la zona 8 de Educación que incluye a Guayaquil, Durán y Samborondón, en 2020-2021 hubo 46.554 traslados y en 2021-2022, 41.411.

A nivel nacional en el periodo escolar 2020-2021 hubo 4,3 millones de alumnos y en el régimen Costa-Galápagos más de 2′451.000 estudiantes.

Vacunación contra el COVID-19 no es obligatoria para el regreso a clases, pero autoridades exhortan a la inoculación, pues la pandemia no se termina

“La gran mayoría de casos al menos reciben una solución. No siempre las familias consiguen el cupo o no siempre tenemos espacio en una institución educativa específica porque las familias pueden solicitar inclusive en qué institución educativa quisieran que sus hijos estén. Cuando no existe un espacio o un cupo en ese lugar buscamos una institución educativa lo más cercana posible tratando de reducir este riesgo de que el estudiante sea matriculado en una institución muy distante”, dijo la funcionaria.

Publicidad

Herlinda Bósquez, de la Red de Maestros de la zona 8, contó que hay situaciones de padres de familia que desean cambiar a sus hijos de la educación particular a una fiscal, pero no lograron que haya asignación de cupo debido a que aparentemente ha habido mayor demanda.

Además, conoció el caso de dos hermanas que están en una misma institución fiscal, pero con diferentes horarios, la una en la mañana y la otra en la tarde, y su madre de familia deseaba unificarlas a la matutina, pero tampoco hubo posibilidad de que vayan juntas.

Para Bósquez, existe en algunos casos falta de voluntad e instituciones que no dan apertura.

Erika Lainez, quien fue subsecretaria de Educación de la zona 8 entre 2017 y 2019, consideró que esos traslados se deberían a que en los dos años de pandemia muchos estudiantes que estuvieron en el sistema particular pasaron al fiscal.

Publicidad

“Como estuvieron de manera virtual, automáticamente los estudiantes adquirían los conocimientos a nivel virtual y no tenían que asistir a las clases, por lo tanto no prestaron mucha importancia los padres de familia por el traslado que tenían que hacer (...) y eso es lo que en este momento se está viendo reflejado, esos aproximadamente 165.000 traslados que, en este momento, se están pasando de una institución a otra para poder encontrar una institución que esté mucho más cerca al lugar de residencia”, agregó Lainez.

Darwin Llumitaxi, presidente de la Federación de Estudiantes Secundarios del Ecuador (FESE) sede Guayas, consideró que los traslados son adecuados mientras no se alejen de la zona de la vivienda del estudiante, pero si esos cambios, en lugar de facilitar la movilidad la complica, se demostraría una vez más que hay improvisación dentro de la educación.

Sostuvo que hay varios casos de alumnos que viven en el sector Cristo del Consuelo y han sido trasladados a escuelas y colegios que no están en esa jurisdicción.

Ministra de Educación, María Brown: Para pensiones y matrículas escolares hay topes; no puede haber un incremento sustancial

A criterio de Castelo, el traslado es complejo debido a que hay instituciones educativas que piden más documentos que otras y acuden al establecimiento del cual van a ser trasladados para obtener la documentación. Esto, a pesar de que ella no ha hecho trámites en el Ministerio de Educación.

Publicidad

“Sí demora. Sí es fastidioso porque todos los colegios deberían estar conectados a un solo sistema, que sería el Ministerio de Educación, una plataforma (...) tomando en consideración que los alumnos tienen un número de cédula”, indicó la madre de familia.

Sus hijos volverán a las aulas el próximo 4 de mayo. (I)