Instantes después de que Jorge Yunda retomara el despacho del cabildo, la noche del 30 de julio Santiago Guarderas, que hasta la mañana ejercía como alcalde, reapareció en el Consejo de la Judicatura para anunciar que el lunes 2 de agosto presentará nuevas acciones legales, junto con varios concejales, para aclarar quién es el primer personero del Municipio de Quito.

Guarderas manifestó que existen dos fallos “contradictorios”. Por un lado, recordó que el Tribunal Contencioso Electoral (TCE) el pasado 1 de julio ratificó lo actuado por el Concejo Metropolitano en el proceso de remoción. Por otro lado, dijo, está el dictamen de la Corte Provincial de Pichincha, emitido este 30 de julio, el cual dejó sin validez la destitución de Yunda.

Sobre el último fallo, Guarderas comentó que las peticiones de Yunda dentro de la diligencia estaban encaminadas a dejar sin efecto el informe que elaboró la comisión de mesa, que luego dio paso a la remoción.

“Extrañamente, la Corte Provincial ha excedido todo límite, ha dejado sin efecto el proceso de remoción. Frente a ello, nosotros vamos a ejercer todas las acciones que están en el ordenamiento jurídico y será la Corte Constitucional la que deberá dirimir estos fallos contradictorios”, anticipó.

Además, señaló que el Consejo de la Judicatura y la Fiscalía General del Estado llevan adelante investigaciones por supuestas irregularidades cometidas en el sorteo de las causas constitucionales que la defensa de Yunda planteó, con el fin de impedir ser retirado del cargo.

Guarderas fue consultado sobre si todavía se considera alcalde de Quito y respondió: “Bajo la sentencia del Tribunal Contencioso Electoral, por supuesto”.

Junto con Guarderas se encontraban varios concejales, entre ellos Brith Vaca, quien el pasado 27 de julio fue electa vicealcaldesa por el Concejo Metropolitano. Ella prefirió no pronunciarse sobre la situación. (I)