Tras conocerse el dictamen de la Sala de lo Civil y Mercantil de la Corte Provincial de Pichincha, que dejó sin efecto el proceso de remoción, la tarde del 30 de julio Jorge Yunda volvió a la alcaldía de Quito. En los exteriores del Palacio Municipal, Yunda ofreció una rueda de prensa en la que dijo que es un hombre de paz y que “no guarda resentimientos con nadie”.

Él fue recibido por una banda de pueblo y un grupo de simpatizantes que coreaban su nombre desde la Plaza Grande. Yunda expresó que la pobreza, el desempleo, el subempleo, son los temas que se deben tratar con los 21 concejales del Distrito.

“Ahí está el verdadero enemigo común de todos. Dejemos de lado una situación mezquina de querer, solamente, volarle la cabeza al alcalde, de querer violentar los debidos procesos. Ningún político cae bien a todos. Las reglas democráticas están dadas. Yo participé en una contienda electoral, nadie me ha regalado este puesto”, comentó, e hizo un llamado a la unión.

Dejemos esos odios, compañeros, metamos el hombro”, agregó Yunda, y expresó que él recurrió a todos los recursos legales permitidos.

Finalizó su intervención en la Plaza Grande diciendo que con su equipo trabajará 24 horas al día, “para recuperar” todo lo perdido por la pandemia. Después de esas palabras, ingresó al Palacio Municipal y se dirigió al despacho del alcalde que horas antes fue ocupado por Santiago Guarderas, quien todavía no se ha pronunciado sobre el dictamen de la Corte Provincial.

Desde el despacho, Yunda manifestó que “hay que hacer una evaluación casa adentro”, porque no pretende decirle a la ciudadanía que ha tenido una alcaldía perfecta. “Tenemos que reconocer nuestros errores y darle resultados a la ciudadanía”, dijo.

Se le consultó sobre la situación de Brith Vaca, que el pasado 27 de julio fue elegida vicealcaldesa por el Conejo Metropolitano, y respondió que las decisiones tomadas por el Concejo deben ser un tema “muy respetado y delicado”.

Así mismo, sobre las disposiciones y convocatorias emitidas por Guarderas cuando ejerció la alcaldía, Yunda mencionó que, de acuerdo al fallo de la Corte Provincial, “todo quedaría absolutamente anulado”. (I)