El feriado del 9 de octubre por la independencia de Guayaquil, de tres días, dejó un saldo positivo para la economía.

Se inició el viernes 8 de octubre y terminó el domingo 10 de octubre.

De acuerdo al Ministerio de Turismo, hubo un aumento en la ocupación hotelera, en el gasto hecho por los turistas y en los viajes realizados.

La ocupación hotelera en 2021 se ubicó en un 33 %, mientras en 2020 fue de un 27 % y en 2019 de 12 %, pero no llegó a la cifra de hace tres años, cuando fue de un 40 %.

Publicidad

Las provincias con mayor ocupación turística fueron Azuay, Napo y Pastaza, cada una con un 54 %.

Según esa cartera de Estado, hubo 635.000 viajes, lo que en comparación con el año pasado representa un aumento de 156.000 viajes.

El gasto turístico fue de $ 33,7 millones. En 2020 fue de $ 23,1 millones y en 2019 de apenas $ 10 millones. La cifra de este año no superó la del 2018, cuando fue de $ 35,4 millones.

Gobierno dispone suspensión de jornada laboral el 3 de noviembre

En su cuenta de Twitter, el presidente Guillermo Lasso, acerca del feriado de noviembre, que se extenderá por cinco días, mencionó que la industria del turismo ha sido duramente afectada durante la pandemia.

“Por ello, este 1, 2 y 3 de noviembre, los invito a recorrer nuestro maravilloso país y juntos reactivar este sector de la economía”, escribió el mandatario en su cuenta de Twitter.

En tanto que Niels Olsen, ministro de Turismo, invitó a aprovechar los cinco días de descanso para recorrer y acelerar la reactivación turística.

Publicidad

Raúl García, presidente de la Cámara de Turismo de Pichincha, lo ve positivo porque ayuda al sector.

Acerca del anuncio de un día más de feriado hecho unos quince días antes por el Gobierno, García comentó que siempre es bueno que los feriados estén bien delimitados, por la preparación que se debe realizar.

Al dirigente gremial le pareció que para muchos servicios turísticos rurales, de playa y otros destinos de Ecuador será muy bueno, pero habrá que recomendar no olvidar protocolos de bioseguridad y disfrutar al aire libre.

Por otro lado, indicó García, el sector comercial de ciudades grandes así como hotelería y restaurantes pueden bajar sus ventas y se pueden ver afectados; sin embargo, es una oportunidad de que Ecuador dinamice su economía y se olvide de tanta mala noticia, y que “volvamos a ser como siempre, un país tranquilo y cariñoso”.

Para Holbach Muñetón, presidente de la Federación Nacional de Cámaras Provinciales de Turismo del Ecuador (Fenacaptur), el anuncio de ampliar un día más el feriado, el Gobierno lo debió haber comunicado con bastante tiempo de antelación para realizar planificación y promoción.

Muñetón agregó que la Fenacaptur ha pedido al régimen, sin que les hayan respondido, acerca de cómo van a quedar los feriados para 2022 a fin de definir sus estrategias.

Estamos muy golpeados y tenemos que ver cómo en los feriados aprovechamos la eficiencia, cómo hacemos y vendemos más (...) es preferible tener un feriado lleno el restaurante, el hotel, los transportes turísticos, vender pasajes, es preferible a que en ese feriado ahonde la crisis”, indicó Munetón.

Acotó que los feriados de noviembre y de carnaval son los dos mejores del año.