El alcalde de Quito, Jorge Yunda, afronta dos pedidos de remoción que fueron calificados por la Comisión de Mesa al contar con los requisitos de forma. Ahora se encuentra en la etapa de calificación del contenido. Los denunciantes y el denunciado tienen diez días para presentar las pruebas de cargo y descargo, respectivamente.

Mientras tanto, el alcalde ya analiza otras opciones de defensa ante una posible mayoría en su contra en el Concejo.

Marcelo Hallo, representante del colectivo Quito Unido. informó que ya enviaron las pruebas de cargo en contra de Yunda. Según este colectivo, el alcalde infringió el Código Orgánico de Organización Territorial, Autonomía y Descentralización (Cootad) en dos causales de remoción: incumplimiento de la ley y normativa adoptada por el Municipio de Quito para su funcionamiento; y, mal manejo y despilfarro de fondos municipales.

Además, Hallo sostiene que entre las pruebas también existe una causal de destitución, no solo de remoción.

La Comisión de Mesa, presidida por Santiago Guarderas y conformada por los concejales Fernando Morales, Mónica Sandoval y Analía Ledesma, deberá emitir un informe con cada uno de los pedidos de remoción y presentará en una sesión al pleno del Concejo. Los ediles serán quienes decidan la salida o no del alcalde Jorge Yunda, para aprobarla necesitarán catorce votos.

Mientras, el vicealcalde Santiago Guarderas también afronta un pedido de remoción. La primera denuncia fue desestimada por la Comisión de Mesa por no cumplir con los requisitos de forma. El mismo denunciante, Fernando Valdez, volvió a ingresarla el 5 de mayo y este viernes 14 se convocó a los concejales Fernando Morales, Mónica Sandoval y Marco Collaguazo para analizar, junto con el alcalde, si esta vez cumple con los requisitos de forma. (I)