El vicealcalde de Quito, Santiago Guarderas, afronta nuevamente un pedido de remoción en su contra. El denunciante es el mismo que ingresó el pedido que fue desestimado el pasado 5 de mayo. De hecho, ese mismo día ingresó Fernando Valdez, representante de la Unión Nacional de Taxis Ejecutivos del Ecuador.

Ayer se instaló la sesión extraordinaria para definir el cuarto integrante de la Comisión de Mesa que analizará el nuevo pedido de remoción, ya que el vicealcalde no podrá formar parte al ser el denunciado. Se ratificó al concejal Marco Collaguazo, quien integró la comisión en la anterior denuncia.

Esa denuncia fue desestimada por la Comisión de Mesa por no haber contado con el reconocimiento de firma en la autoridad competente y la dirección para notificaciones dentro del tiempo establecido.

Así, la comisión quedará conformada por el alcalde de Quito, Jorge Yunda, la concejala Mónica Sandoval y los concejales Fernando Morales y Marco Collaguazo.

“Esta vez esperamos que sea calificado”, dijo Fernando Valdez, quien denuncia a Santiago Guarderas por presunta omisión del vicealcalde en sus funciones a cargo de la Comisión de Movilidad designada por el alcalde. También dijo que su falta de trabajo en el proyecto del Metro de Quito ha perjudicado al gremio de taxistas que iban a funcionar como alimentadores de este sistema de transporte.

Mientras tanto, el alcalde Jorge Yunda afronta dos pedidos de remoción que se encuentran en proceso después de la calificación de la Comisión de Mesa en cuanto a los requerimientos de forma. En estos diez días los denunciantes presentan sus pruebas de cargo y el denunciado las pruebas de descargo. (I)