Loja

Loja amaneció sin el servicio de transporte urbano como parte de las medidas adoptadas por el gremio de la transportación en el marco del quinto día de movilizaciones a escala nacional.

Cientos de lojanos, desde tempranas horas, acudieron a sus lugares de trabajo en taxis, carros particulares, bicicletas o caminando.

Muchos de ellos prefirieron guardar sus vehículos, pues temen los desmanes que se pueden producir a lo largo del día; o, simplemente, por el temor de no poder avanzar ante la amenaza de posibles bloqueos en las intersecciones del centro de la urbe, como ha ocurrido en manifestaciones de años anteriores.

Publicidad

La transportación informal tuvo gran demanda en este día desde muy temprano ante la ausencia de unidades de transporte urbano.

Paro nacional: Conaie anunciará en las próximas horas si traslada las medidas de hecho a Quito y el Gobierno dice que está abierto al diálogo

La molestia de muchos ciudadanos se generó cuando no pudieron trasladarse hacia los valles de Malacatos y Vilcabamba, ubicados al suroriente del cantón. En esos sitios hay fincas de producción e incluso viviendas de lojanos que en el día salen a la ciudad a trabajar.

La vía de integración barrial fue bloqueada en su totalidad por unidades de transporte interprovincial de las cooperativas Nambija, Sur Oriente, Vilcabambaturis, Cariamanga y Loja. Lo mismo ocurrió con las vías antigua y nueva a Catamayo, lo que ha causado inconvenientes incluso para los usuarios de la transportación aérea, pues no han podido trasladarse desde Loja hacia el aeropuerto de Catamayo.

Loja.- Las salidas y entradas de esta ciudad amanecieron bloqueadas este viernes por buses de transporte interprovincial. Foto: El Universo

“Está complicado el paso, está todo bloqueado. Es un tramo bien largo y, como nos ve, nosotros estamos llevando nuestras maletas; venimos desde Quito y, aparte de la salida de Quito, el único bloqueo ha sido acá en la entrada a Loja. La protesta se la puede hacer de otras maneras, no así”, dijo una de las usuarias, quien caminó más de 500 metros en la entrada a Loja.

Publicidad

Gobierno mide fuerzas con los movimientos sociales que no ven en el diálogo el fin al paro nacional

Jesús Cuenca tenía una cita médica en la ciudad de Loja. Durante la mañana se mantuvo en el redondel de la salida de Catamayo a la espera de que algún vehículo lo trasladara hasta donde pudiera, para luego hacer un trasbordo hasta llegar a su destino.

Algunas estaciones de combustible registraron grandes filas desde la noche del jueves. Los conductores empezaron a abastecerse ante un posible desabastecimiento. Algo parecido ocurrió la mañana de este viernes 17.

Los conductores y propietarios de taxis han decidido no plegar a la medida de hecho y prestan su servicio con normalidad dentro de la ciudad. (I)