Unos 6,3 millones de condones masculinos comprará el Ministerio de Salud Pública (MSP) para distribuir a las personas que viven con VIH/sida en la Zona 8, que comprende Guayaquil, Durán y Samborondón.

La compra busca abastecer de preservativos a 16.170 pacientes infectados con el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) o en fase de sida en esas tres ciudades, con una inversión que bordea los $ 826.000 y que se distribuirá en nueve hospitales o centros médicos del MSP de la Zona 8.

“La adquisición de los condones masculinos permitirá reducir las nuevas infecciones, muertes, comorbilidades y la transmisión materno infantil de las enfermedades crónico transmisibles con mayor impacto en el Ecuador a través de acciones de prevención en los distintos niveles de atención en salud, con el fin de detener la expansión de estas epidemias”, señala el MSP en los documentos de contratación.

Publicidad

Nuevo informe de ONUSIDA demuestra que el sida puede acabar antes del 2030

“Nosotros garantizamos la entrega a los 17.000 pacientes en nuestras unidades, cada consulta que ellos van se les entregan 15 preservativos y lubricantes, a las trabajadoras sexuales también se les garantizan estos preservativos y lubricantes”, indicó Rodrigo Tobar, director del Programa Nacional de VIH/sida en el MSP.

A razón de un condón diario, el ministerio dará durante 13 meses la cantidad de 390 preservativos a los 16.170 afectados, según los documentos del proceso. Las entregas se realizarán mensualmente una vez que se adjudique la contratación con una empresa nacional. Hasta el momento, la compra se encuentra en fase de “oferta inicial”, pero se prevé que en los próximos meses se entreguen los condones a las unidades médicas.

“Tuvimos un problema con los preservativos, porque la compra la hicimos a nivel internacional y cuando llegaron acá no llegaron en buenas condiciones, por problemas de transporte, y tuvimos que devolverlos”, afirmó Tobar, quien confirmó que se está comprando para todo el país.

Publicidad

“Ahorita estamos haciendo una compra local de varios millones, estamos haciendo en forma conjunta con el primer nivel de atención para abastecer a todos los niveles, pero no nos hemos quedado sin stock. Dentro de dos o tres meses cubriríamos una buena cantidad y garantizaríamos para dos o tres años”, explicó.

Durante un recorrido por varias unidades médicas, este Diario constató que actualmente no existe desabastecimiento de condones y que los pacientes los reciben en las farmacias junto con los medicamentos antirretrovirales.

Publicidad

En el hospital de Infectología, por ejemplo, Luz, de 55 años, acudió desde Naranjal para una consulta médica y en la botica de ese centro de salud recibió los preservativos. No obstante, ella señaló que los regala, pues quedó viuda hace cinco años y no los necesita. “No sé para qué me dan tanto, yo tengo en cajas, le regalo a un sobrino para que él los use, yo para qué si no tengo pareja. Vengo cada tres meses y me dan para tres meses”, comentó la paciente que forma parte del programa de VIH/sida desde hace 15 años en que su esposo la contagió de la infección.

Disciplinada con los tratamientos, Luz se realiza controles periódicos para conocer su carga viral, tomar las medicinas y mantenerse sin síntomas de la enfermedad. En Naranjal recibe el apoyo de sus cinco hijos y ayuda en el cuidado de algunos nietos.

En la Zona 8 se darán preservativos en los hospitales Universitario, de Infectología, Matilde Hidalgo, General Monte Sinaí, General del Guasmo, Abel Gilbert Pontón, Francisco de Ycaza Bustamante y en los centros materno infantil Posorja y de Salud El Recreo.

En las ‘chemsex’ (fiestas de sexo con drogas) aumenta el riesgo de contraer VIH/sida, pero hay píldoras que pueden frenar la transmisión

Milton Chang, jefe del servicio de Infectología del hospital Luis Vernaza, consideró que la mejor forma para protegerse del VIH es el “sexo seguro”, lo que implica la monogamia, la abstinencia y el uso de métodos barrera, como preservativos. “El uso de preservativos te protege 99 % frente a la infección de VIH cuando tienes relaciones con personas contagiadas”.

Publicidad

Fernando González, infectólogo y máster en VIH, destacó la eficacia de la profilaxis preexposición (prep) y la profilaxis posexposición (pep). La primera es, dijo el especialista, una pastilla que se toma diariamente por aquellas personas que tienen relaciones continuas y que van a estar en riesgo. “Tiene por encima del 90 % de efectividad y siempre se sugiere doble método, el uso del preservativo para subir por encima del 95 % de efectividad, como una doble barrera”, dijo.

Chang coincidió en que se deben usar ambos métodos y recomendó no solo tomar el prep. “Si lo puede combinar con preservativo está perfecto, pero tomar solamente eso (la prep) corre riesgo de infectarse, por mucho que el paciente esté con carga viral indetectable y bajo un tratamiento antirretroviral, la posibilidad de contagio puede ser 0,001 %, pero el riesgo está presente”.

La profilaxis posexposición se la entrega a personas que posiblemente hayan estado expuestas al VIH, en situaciones de emergencias y dentro de las primeras 72 horas, como en casos de violaciones o accidentes al pincharse con agujas. (I)