El país de los sueños para muchos ecuatorianos ha sido una tierra lejana a la de su nacimiento, donde en ocasiones se habla una lengua extranjera y todo alrededor es ajeno al hogar, la comida, los paisajes y el clima.

Algunos compatriotas viajan por ofertas laborales, otros quizá por reunificación familiar, temas de educación, expectativas de crecimiento y algunos recorren el mundo, por amor, como Alfredo Guevara Paz, un quiteño que se enamoró de Iris, una joven que había llegado al país en un intercambio y la siguió hasta Islandia, “la tierra de los vikingos”, donde ahora trabaja y lleva una nueva vida como entrenador de gimnasia artística.

Migración continúa como alternativa de progreso para los ecuatorianos

Entre los retos más grandes, además del idioma, lo que le tomó un año aprender de forma básica, está el entablar conexiones con los islandeses; además asegura que coincidir con más ecuatorianos, no ha sido tarea sencilla. Sin embargo, aprovecha su afición por la fotografía y videos para coleccionar paisajes hermosos que comparte en sus redes sociales, desde las auroras boreales, montañas revestidas de naturaleza, amaneceres, glaciares, géisers, volcanes y cascadas.

Islandia es una isla montañosa y volcánica, que está situada en el extremo norte de Europa, sobre el círculo polar ártico; es un lugar extremadamente frío.

Publicidad

¿A qué se debe que Islandia sea el único lugar del mundo sin mosquitos?

El clima en Islandia cambia drásticamente entre invierno y verano; en invierno, la naturaleza de Islandia tiene pocos colores, pero estos brillan con mayor intensidad en el cielo claro. Además, la época invernal posee características únicas, lagos y el agua se congelan y las bajas temperaturas son para los turistas latinos un golpe abrupto.

La actividad volcánica también ha sido aprovechada por los islandeses para su utilización como energía geotérmica. “La isla aprovecha la energía del suelo por lo que aparte de los carros, la energía llega a ser en gran parte, renovable”, destaca Alfredo.

La época invernal en Islandia posee características únicas. Allí en invierno los lagos y el agua se congelan. Imagen: cortesía

En Islandia rige la hora del Meridiano de Greenwich (GMT) durante todo el año y los momentos de luz y oscuridad parecen sacados de un cuento de hadas.

“En invierno llegamos a tener solo cuatro horas de luz. En verano, por otro lado, no hay noche. La gente intenta tomar mucha vitamina D por falta de sol”, comenta Guevara. Por ejemplo, en el mes de junio, el sol nunca acaba de ponerse en el Norte, siendo la isla de Grimsey, en el Círculo Polar Ártico, el lugar ideal para contemplar el Sol de medianoche.

Con respecto a los espectáculos naturales de la isla están las auroras boreales, que se producen cuando partículas muy energéticas originadas en el Sol (viento solar) alcanzan la atmósfera terrestre, suelen iluminar el cielo otoñal e invernal de septiembre a marzo, según lo indica la oficina meteorológica de Islandia.

Invierno luminoso en Islandia

Islandia por su ubicación y clima, es el único país del mundo donde no hay mosquitos, y además, es el único lugar del planeta donde la grieta de la corteza terrestre del Atlántico medio es visible sobre la superficie del océano.

Alfredo comenta poco sobre su vida personal. Junto a su esposa Iris ha recorrido algunos puntos de Europa, pero al parecer pronto tendrán que habituarse a tener a un nuevo miembro en su hogar, porque hace muy poco se enteraron de que un bebé llegará a su vida. (E)