El gerente de la Empresa Pública Metropolitana Metro de Quito (EPMMQ), Efraín Bastidas, confirmó que el proyecto de transporte subterráneo empezará operaciones en diciembre de este año, según el cronograma previsto.

Bastidas compareció el martes 19 de abril ante el Concejo Metropolitano. Rindió cuentas sobre tres aspectos: avance de la implementación de los procesos para el inicio de operación del metro, proceso de selección del operador internacional del subsistema de transporte y sistema integrado de recaudo.

Su presentación se dio una semana después de que puso a disposición su cargo como gerente de la EPMMQ, el pasado 11 de abril, tras el escándalo de las investigaciones que lleva adelante la Fiscalía Anticorrupción de España por un supuesto pago de sobornos en un contrato de asesoría para la construcción del metro de Quito, suscrito en 2013. La disponibilidad del cargo de Bastidas todavía no ha sido resuelta por el directorio de la EPMMQ.

Multilaterales darán seguimiento a investigaciones por supuesto pago de sobornos en el Metro de Quito

Durante la sesión del Concejo, el gerente hizo un repaso de los hitos cumplidos desde octubre de 2021. Indicó que actualmente, en abril de 2022, se encuentra en curso la fase de preguntas y respuestas dentro del proceso de selección del operador internacional; que en junio será la recepción de sobre de ofertas, y en julio se seleccionará al ganador.

Publicidad

Para ese momento, dijo que se podrá conocer “cuál es el presupuesto referencial para la contratación directa”. La adjudicación y firma del contrato será a finales de agosto. En septiembre será la entrega del proyecto de explotación y en diciembre finalmente el metro arrancará. “Esta es una perspectiva concreta”, aseguró.

Para la convocatoria internacional, en marzo pasado se invitó a doce operadores ferroviarios de ocho países, los cuales están interesados en operar el metro de Quito.

Explicó que el régimen especial para la contratación directa, contemplado en la Ley Orgánica del Sistema Nacional de Contratación Pública (LOSNCP), está compuesto por tres partes: información previa, precontracual y contractual, estudio de mercado y participación de entes de control.

Indicó que ya se cuenta con los términos de referencia (TDR) para el estudio de mercado, en los cuales se exigen elementos que garanticen que el operador ferroviario internacional “sea una empresa capacitada”.

Publicidad

Efraín Bastidas, gerente de Metro de Quito, puso a disposición su cargo

“No pongamos nuestro metro, nuestra inversión, en manos de novatos o de aprendices, sino en manos de gente bien capaz”, enfatizó.

En cuanto al sistema integrado de recaudo (SIR), señaló que esto debió haber sido desarrollado hace diez años, cuando lo indicó Metro de Madrid en sus diseños.

Explicó que el sistema está conformado junto con la Empresa de Pasajeros y la Secretaría de Movilidad, y que cada entidad tiene sus propias competencias. Para el desarrollo del sistema de recaudo, el primer ámbito es llevar a cabo una reforma presupuestaria al contrato vigente con el Consorcio Línea 1 del Metro.

“El sistema de recaudo, según los diseños de Metro de Madrid, tenía que estar dentro de la contratación de la obra principal. Era obligatorio que esté, tanto para el Metro como para la Empresa de Pasajeros. Lamentablemente, cuando se da la firma del contrato en el 2016, el alcalde Mauricio Rodas decide sacar de la negociación al sistema de recaudo y se abarata el precio de la oferta. Para corregir esta situación se realizó la reforma presupuestaria”, apuntó Bastidas.

Publicidad

Con respecto a este punto, el alcalde Santiago Guarderas manifestó que cuando asumió la Alcaldía, en octubre de 2021, la Empresa de Pasajeros no tenía absolutamente nada del sistema integrado de recaudo”. Actualmente, dijo, está próxima la firma de una orden para contratar el hardware y software del sistema que requiere la empresa municipal.

Guarderas reconoció que existe la posibilidad de que el sistema de recaudo de la Empresa de Pasajeros no arranque al mismo tiempo que el metro, en diciembre. Si esto ocurre, “tendremos que utilizar lamentablemente el papel (para los boletos), porque no había nada”, anticipó.

El alcalde también anunció que en los últimos días se han mantenido reuniones con organismos multilaterales, Contraloría y el Servicio Nacional de Contratación Pública (Sercop), con el fin de que se cree una veeduría especial que vigile todo el proceso que se ha seguido y lo que vendrá después. En ese sentido, dio a conocer que las organizaciones multilaterales han confirmado la contratación de una veeduría internacional.

Embajadores de 15 países conocieron el proceso de selección del operador para el metro de Quito

Asimismo, indicó que se pidió a la Contraloría y al Sercop que acompañen el proceso, para dar certeza de la transparencia de las decisiones adoptadas. “No vamos a permitir que nadie quiera boicotear este proceso y quiera poner en tela de duda. Vamos a terminar conforme se ha ofrecido. Las fechas expuestas no las ha dicho el gerente o el alcalde nos ha dicho un estructurador técnico que fue contratado para este propósito”, puntualizó el alcalde.

Publicidad

La exposición del gerente fue cuestionada por varios concejales, quienes consideran que existen temas importantes que no han sido resueltos ni aclarados.

El edil Fernando Morales comentó que, tal como se encuentra el estado del proyecto, el arranque del metro en diciembre “no llegaría”. Añadió que se deben atender otros aspectos relacionados, como la situación de los moradores del barrio Solanda.

Mónica Sandoval apuntó que se desconoce la fecha en que la empresa contratista Acciona entregará por completo la obra.

Mientras que Omar Cevallos expresó su preocupación en cuanto a que no se ha explicado cuál será la función de la Empresa Metro de Quito si se piensa contratar una fiscalización para cuando el proyecto opere. También señaló que no se tienen certeza de qué pasa con la contratación de seguros.

En cambio, Bernardo Abad defendió lo actuado hasta el momento por la actual administración. Argumentó que, si bien existen aspectos pendientes, hay que evitar que la inversión de $ 2.400 millones “quede bajo tierra”. De ahí que hizo un llamado para que los concejales y la ciudadanía sumen esfuerzos para que en este año se concrete la operación del metro. (I)