El Metro de Quito, una de las infraestructuras más modernas y vitales para la movilidad urbana de la capital ecuatoriana, se enfrenta a desafíos significativos en términos de seguridad y continuidad del servicio, especialmente en situaciones de apagones eléctricos, como el que ocurrió el miércoles 19 de junio.

Este incidente reveló la necesidad de evaluar y, de ser necesario, mejorar los protocolos de seguridad.

Pasajeros caminaron dentro del túnel del Metro de Quito por apagón a nivel nacional

El apagón que afectó a gran parte del país y dejó sin energía al Metro de Quito evidenció la vulnerabilidad del sistema ante eventos de gran magnitud.

Publicidad

Ramón Bedoya, gerente del Puesto de Mando Central de la empresa operadora del Metro de Quito, explicó que el apagón fue un evento que lo determinan como posible pero poco probable, y que se trató de un riesgo no controlable.

“El sistema tiene redundancia para alimentar desde otro sector si falla la energía, pero ante un apagón nacional no podemos hacer nada. Es un riesgo no controlable de nuestra parte”, afirmó.

Metro de Quito suspendió operaciones por apagón general

El docente de la Escuela de Ingeniería Automotriz de la Universidad Internacional del Ecuador (UIDE), Fabricio Corrales, elogió los altos estándares de seguridad del Metro de Quito y destacó que todos los trenes, excepto uno, lograron llegar a las estaciones gracias a sistemas de carga de emergencia y generadores solares que mantuvieron la iluminación en los túneles.

Publicidad

Sin embargo, él sugirió que es conveniente considerar una planta generadora emergente que pueda contribuir no solo a la operación del Metro de Quito, sino también a la iluminación del sector en situaciones de emergencia.

¿Cuántos gerentes ha tenido el Metro de Quito desde su creación?

Ramón Bedoya detalló que el Metro de Quito cuenta con sistemas de alimentación ininterrumpida que garantizan la iluminación y las comunicaciones, pero explicó que el consumo de energía es de 80 megavatios, comparable al consumo de una ciudad como Riobamba, lo que hace inviable la implementación de una planta de energía propia para el sistema.

Publicidad

“El costo del sistema sería muy alto y no hace parte del modelo de negocio”, añadió.

El guayaquileño Juan Carlos Parra es el nuevo gerente del Metro de Quito

El concejal de Quito Andrés Campaña proporcionó más contexto sobre la infraestructura eléctrica que soporta al Metro de Quito.

Indicó que en 2019 se firmó un convenio entre la Empresa Eléctrica Quito y el Metro de Quito para abastecer de energía mediante cuatro subestaciones eléctricas que están dedicadas exclusivamente al Metro.

Estas subestaciones están ancladas a la red primaria de energía, lo que normalmente garantiza el suministro incluso en apagones menores. Sin embargo, el apagón del 19 de junio afectó toda la red de energía, incluyendo hospitales y las subestaciones del Metro de Quito, lo que explica la paralización del servicio.

Publicidad

Persona cayó a los rieles del Metro de Quito, que suspendió operación en tramo por 15 minutos

Campaña también mencionó la complejidad técnica y el alto consumo energético del Metro de Quito, similar al de toda la parroquia de Iñaquito en horas pico, lo que dificulta la implementación de un generador alterno de energía.

Sin embargo, destacó la necesidad de garantizar una alimentación mínima de energía para mantener luces en los túneles y permitir una evacuación segura en caso de emergencias.

El apagón reveló algunas situaciones en los protocolos de seguridad y en el mantenimiento de la infraestructura del Metro de Quito.

Campaña expresó su preocupación por la falta de contratos de mantenimiento preventivo-correctivo del sistema de energía, que apenas se encuentra en proceso de preparación desde el 28 de mayo pasado.

Responsables de vandalización del Metro de Quito podrían ser sancionados hasta con tres años de prisión

Esta falta de mantenimiento adecuado podría agravar problemas menores en el futuro y comprometer la seguridad del sistema.

Además, Campaña cuestionó la efectividad de los protocolos de evacuación, ya que varios usuarios reportaron tener que salir de los trenes a oscuras utilizando la luz de sus celulares, sin la asistencia visible de personal del Metro de Quito.

Según los expertos consultados, la implementación de un generador de energía para el Metro de Quito presenta desafíos significativos. La alta demanda energética hace que la instalación de una planta generadora propia sea técnicamente compleja y económicamente costosa.

‘He pedido severidad con la empresa encargada de la seguridad’, dice alcalde de Quito tras vandalización de vagón del Metro

Sin embargo, dada la frecuencia de los apagones y la importancia del Metro de Quito para la movilidad urbana, es crucial considerar alternativas viables que puedan garantizar una operación mínima y segura durante interrupciones del suministro eléctrico.

Mientras tanto, el Metro de Quito continúa con sus operaciones, reponiéndose de los incidentes reportados el pasado miércoles. (I)