No hay mellocos y las habas y los choclos están escasos. Eso sucedía en el mercado Mayorista, al sur de Quito, este lunes, 27 de junio, al cumplirse 15 días del paro convocado por el movimiento indígena, que ha causado cierre de vías.

Ese mercado es el principal centro de distribución y almacenamiento de productos en la Capital.

José Valle, quien vive en el sector de La Ecuatoriana, al extremo sur de la urbe, compró cebolla, tomate, pimiento, pollo. Pagó un 50 % más.

La funda de tomate la compró en $ 2. Antes valía $ 1. Tres papayas $ 2. En la tienda de su barrio -sostuvo- es aún más caro.

Publicidad

Una funda de yuca que valía $ 3, ahora, María Vega, la comercializa a $ 4. El quintal está a $ 30 cuando hace 15 días a $ 20. El camión con ese producto llegó anoche desde Santo Domingo de los Tsáchilas.

Diez cifras negativas que dejan las dos semanas de protestas en Ecuador

Desde esa misma provincia llegó plátano verde y maduro. Juan Bastidas descargaba con otras dos personas ese producto este lunes.

Contó que el flete para transportar los productos ha aumentado pues pasó de $ 150 a $ 350. El racimo que costaban $ 5 se lo vende a $ 7 y $ 8.

Productos como la alverja llegaron este lunes desde Ibarra. Se vendía a $ 2,25 la libra. Antes estaba a $ 1,80.

Publicidad

Para Juvencio Gómez, quien adquirió tomate, pimiento y naranjilla, el incremento de precios era de un $ 10 a $ 15.

Unos $ 250 millones representaría en subsidios la reducción del precio de gasolina extra, diésel y ecopaís, anunciada por el presidente Guillermo Lasso

Rusbel Jaramillo, gerente de ese mercado, estimó en un 65 % en promedio el abastecimiento, 48 % en productos perecibles, 80 % en no perecibles.

En la capital de la República, hay 54 mercados y ferias, estos últimos, que funcionan ciertos días y fines de semana.

Víctor Dávila, director de Mercados del Municipio capitalino, estimó el abastecimiento en los mercados capitalinos, entre un 40 % a un 50 %.

Publicidad

Al mercado San Roque, ingresaron 10 camiones con productos en las últimas horas y para este martes, día de feria, se espera que entren entre 20 a 25.

Cebolla, tomate, pimiento, son algunos de los víveres que llegaron a ese centro.

El paro indígena no ha permitido el ingreso de productos, sobre todo de la Sierra central, como legumbres.

En el mercado de Santa Clara, en el norte de Quito, había poco producto y lo que había estaba caro.

Publicidad

Eso comentaron, a modo de queja, vendedores del lugar, tras más de diez días de paralizaciones.

“Un día más, un día más caro el producto”, dijo Katherine Vásquez, el pasado sábado, quien tiene un local de venta de hortalizas en el mercado de Santa Clara, que se ubica en los alrededores de la Universidad Central del Ecuador.

Arrimada a la pared y con un teléfono celular en mano, enumera los productos con el precio elevado: acelga, vainita, cilantro, apio, zanahoria, tomate. Ante eso, prefirió dejar de adquirir, por ejemplo, el limón.

“Las lechugas salieron a $ 15 el costal y vienen 12 y por unidad nos quisieron dar a $ 1,50, ¿a cómo nosotros vamos dar la lechuga?”, se preguntó mientras abría los ojos con señal de admiración.

Leonidas Iza anuncia que abrirán vías como ‘corredores humanitarios’ para permitir que los víveres lleguen a los barrios de Quito

Agustín Pazmiño, quien fue al mercado de San Roque, comentó que no hubo mucho producto, lo que hubo estaba muy caro e incluso el precio se ha duplicado.

Vestido con un uniforme para la comercialización de la mercadería, sostuvo que las 100 naranjas adquiría a $ 6, pero tuvo que comprarlas entre $ 12 y $ 13.

“Es traer para que la gente se vaya asustada”, indicó con resignación.

Espera que se solucione el paro para que los productos puedan entrar normalmente.

El mercado San Roque, en el centro de Quito, ha abierto sus puertas bajo resguardo policial y militar ante amenaza de desmanes. Foto: Cortesía Municipio de Quito

En las últimas horas camiones, que estaban retenidos en Machachi, surtieron al mercado de San Roque, que se ubica en el centro de la ciudad.

En alrededor de 20 camiones llegaron con choclos, zanahoria, cebolla, papa.

Dávila indicó que se ponen barricadas en las principales carreteras y se quiere cobrar por dejar pasar a los transportistas entre $ 10 y 20.

A feria de Ambato llegaron productos limitados y agricultores reconocen que paro ya los afecta al no poder sacar cosechas

Un flete desde la provincia de Tungurahua o Cotopaxi a Quito valía entre $ 200 y $ 300. Actualmente -acotó- se está pagando de $ 1.000 a $ 1.200, además hay mayor demora en la llegada de camiones.

Pero si los mercados están medio abastecidos lo que escasea en varios sectores es el gas. Eso generó que este lunes haya una fila de unas 200 personas en un centro de distribución en el sector de San Bartolo, al sur de la ciudad.

Poco a poco van llegando los productos alimenticios al mercado Mayorista, ubicado en el sur de Quito. Carlos Granja Foto: El Universo

Hubo gente que hizo fila por más de cinco horas para llevar un tanque a su domicilio.

“No hay gas en ningún lado, más lo que se busca y no hay”, dijo Leticia, quien llegó a ese lugar desde Chaguarquingo.

A ella le dicen los vendedores que no tienen el producto porque no están despachando o porque no hay paso y afirmó que si quieren vender, el precio va de $ 5 a $ 20 cuando el oficial está a $ 1,60. Pidió al Gobierno que el precio de los artículos bajen.

Otras personas llegaron a las 07:00. Luis Sandoval llevaba un tanque de color azul a Santa Rita antes del medio día. Con esfuerzo por llevar el gas en sus manos comentó que por su zona lo estaban vendiendo entre $ 5 o $ 7. (I)