La mañana de este domingo, 2 de julio, se realizó en la vía a la costa la reconstrucción técnica del accidente de tránsito en el que hace dos semanas fallecieron dos hermanos de 15 y 17 años y su abuelo, un hombre de 62 años identificado como Bosco Mora.

En la diligencia se recrearon los hechos y estuvieron presentes los sobrevivientes. Llegaron el padre y el hijo de los fallecidos y el conductor detenido, que arribó con resguardo policial.

El abogado de la familia Mora, Héctor Gabriel Vanegas, aclaró que el pasado domingo se dio el reconocimiento del lugar de los hechos y que recién hoy se hizo la reconstrucción para lo que se usaron vehículos similares y bicicletas.

Publicidad

La prostitución copa más calles céntricas de Guayaquil y se ofrece a plena luz del día

El padre de los adolescentes fallecidos y su hija menor, quienes presenciaron las muertes, debieron indicar cómo sucedió el hecho.

El abogado detalló que los cuerpos de los hermanos fueron arrastrados unos metros cerca de donde quedó el carro del detenido incrustado en una pared, mientras que el abuelo por el impacto salió volando unos metros hasta un portal donde estaban su hijo y su nieta esperando que les alquilaran unas bicicletas para salir a pasear. Era el Día del Padre.

Vanegas también resaltó que la instrucción fiscal dura hasta el 18 de julio y que la próxima diligencia sería el llamamiento a juicio, en el que pedirá la pena máxima de 16 años de prisión para el detenido que iba bajo los efectos del alcohol, según la prueba realizada por los agentes.

Publicidad

Abuelo y sus dos nietos murieron al ser atropellados en vía a la costa

“El conductor ha venido hoy a decir algunas mentiras, dijo que iba a 91 km/h cuando ya la pericia determinó que iba a 148 km/h. También aseguró que él no había tratado de escapar, que supuestamente el pánico lo hizo alejarse del lugar, cuando vimos en los videos que los testigos lo tuvieron que seguir por el monte para que no se fugue”, expresó el abogado Vanegas.

Pese a la dolorosa situación al lugar del accidente llegaron varios miembros de la familia Mora. Estuvieron vestidos de blanco y colocaron velas en el altar que aún permanece en el sitio.

Publicidad

Beatriz Mora, hija y tía de las víctimas del accidente, dijo que recrear esto es sumamente doloroso, que los mantiene en pie el ánimo de justicia y las oraciones de las personas.

Antes de arrollar a abuelo y sus dos nietos y estrellarse contra pared, auto rozó a otro carro

También indicó que a su hermano le costó mucho acudir a la reconstrucción.

“Pero aquí estamos porque buscamos justicia para que ese hombre no destroce a otra familia”, dijo Beatriz. (I)