El ministro de Transporte y Obras Públicas, Marcelo Cabrera, dispuso a la Comisión de Tránsito del Ecuador (CTE) que realice una revisión urgente de los radares a nivel nacional y los reubique (de ser el caso).

La Agencia Nacional de Tránsito verificará aleatoriamente los equipos instalados en el país.

Esta medida, según una publicación en su cuenta de Twitter, se da con el fin de precautelar la seguridad de los usuarios en las vías del Ecuador.

Estos dispositivos que controlan la velocidad de los vehículos automotores serán instalados según normas técnicas que permitan prevenir accidentes, dijo el director de esta cartera de Estado.

Cabrera, en rueda de prensa, indicó que esta decisión se da ante un pedido de la ciudadanía. Los radares deberán contar con señalización horizontal y vertical y haber sido homologados por la ANT.

Finalmente, solicitó a la ANT expedir regulaciones que promuevan una reducción de la morbilidad y mortalidad en los siniestros viales. (I)