Antes de una entrevista de trabajo, lo normal es haber enviado la hoja de vida con la información profesional y personal de cada persona. Pero hay ciertas habilidades que no se nombran, pero pueden resultar muy útiles para encontrar trabajo.

¿Qué buscan los entrevistadores cuando hacen preguntas personales? El objetivo es saber más de lo que pone en el currículum. Y, más concretamente, averiguar tus habilidades.

Las habilidades profesionales ya están detalladas en la hoja de vida por lo que se debe intentar relucir el lado humano de cada uno, aquellas virtudes que nos permiten interaccionar con otros compañeros de trabajo, con clientes, etc.

Las principales habilidades

  • Trabajo en equipo
  • Resolución de conflictos
  • Toma de decisiones
  • Adaptación al cambio
  • Iniciativa o proactividad
  • Buena comunicación
  • Empatía
  • Creatividad
  • Tolerancia a la presión

¿En qué se fijan las empresas, en competencias o en conocimientos?

“De nada sirve que hagas bien tus tareas asignadas si no sabes comunicarlo o no sabes desempeñar tus funciones con el resto de tu departamento”, se detalla en el sitio especializado Think Big.

La adaptación al cambio y la tolerancia a la presión son también claves. Al igual que la proactividad o la toma de decisiones quedan muy bien en una entrevista de trabajo.

Habilidades adicionales

  • Capacidad analítica
  • Pensamiento crítico
  • Conocimientos en tecnología
  • Gestión del tiempo o productividad. (I)