De cada diez, entre siete y ocho personas que se hacen una prueba en los centros médicos de la Cruz Roja Ecuatoriana para detectar COVID-19 dan positivo.

Marcela Cevallos, gerenta general de los centros médicos de la Cruz Roja Ecuatoriana, indicó que poseen un hospital del día y 21 centros médicos en todo el país y dos laboratorios de alta complejidad: Clínico y de Genética-Biología Molecular.

De acuerdo con su análisis estadístico, en noviembre del 2021 la demanda por pruebas era de 150 a 200 al día y el nivel de positividad de PCR era del 6 %, en diciembre subió al 24 %, mientras que en enero ha pasado de entre el 40 % y 45 % al 70 % u 80 % de casos positivos de unas 1.000 pruebas que hacen por día.

El 80 % de quienes se hacen las pruebas son adultos de entre 25 y 45 años, el restante, niños de 8 a 16 años y en menor porcentaje adultos mayores.

Publicidad

Dolor de cabeza, molestia en la garganta, fatiga, síntomas recurrentes en contagiados por COVID-19, en los últimos días

El viceministro de Gobernanza y Vigilancia de la Salud del Ministerio de Salud Pública, José Ruales, indicó que antes de Navidad, en diciembre 2021, la positividad de las pruebas diagnósticas de PCR y de antígenos, era de alrededor del 10 % y hasta la semana pasada era del 46 % de la población en general, en tanto que en la escolar, de entre el 40 % y el 50 %.

Al referirse al aumento explosivo de casos, los más altos desde el inicio de la pandemia en 2020, Ruales sostuvo que es una tendencia que se está dando a nivel mundial, por la combinación de la variante ómicron y reuniones, fiestas, aglomeraciones de diciembre y enero.

De acuerdo con el último informe epidemiológico de la Secretaría de Salud del Municipio de Quito, en la capital de la República la tasa de positividad para COVID-19 es del 42,7 % al 16 de enero.

Para Francisco Viteri, secretario de Salud, hubo una baja de casos por los efectos iniciales del plan de vacunación; sin embargo, los feriados de octubre, noviembre, diciembre influyeron en un incremento inicial de contagios al final del 2021, pero la curva epidemiológica se disparó de manera exponencial.

Publicidad

En las zonas en las cuales hay alto número de casos, agregó, se instalan puntos de vacunación o de triaje permanentes que permiten hacer un monitoreo de la pandemia.

Viteri mencionó -en una entrevista radial- que a nivel internacional hay escasez de pruebas de detección por lo que existen parámetros de priorización, son gratuitas pero bajo prescripción médica en esos puntos de valoración médica, si es que justifica mediante antecedentes de contagio y de sintomatología.

Fernando Aguinaga, Sociedad de Pediatría: Estamos viendo muchísimos niños ya afectados por COVID, que están con tos, pero la gran mayoría, por suerte, se recupera

Santiago Aguirre, gerente de Synlab Ecuador, que es un laboratorio de análisis clínico, comentó que la demanda ha aumentado significativamente, a partir del 6 de enero de 2022; han llegado a procesar entre 4.000 y 5.000 muestras por día. A inicios de diciembre era de entre 600 y 800 test diariamente lo que se ha incrementado después de Navidad y fin de año.

En octubre y en noviembre, la positividad era de alrededor del 10 % y el 18 %. Aguirre estima que actualmente se ubicaría en 42 % a nivel nacional, pero ello -precisó- depende de la muestra que se analiza debido a que ese laboratorio procesa para viajeros, empresas y personas que han tenido contacto de riesgo o síntomas.

Publicidad

En este laboratorio no hay una tendencia acerca de la edad de las personas. Por la demanda, el tiempo de entrega de los resultados se ha extendido.

Aguirre estima que la positividad en Guayaquil y en Quito es de entre el 60 % y 70 %.

A nivel nacional, el directivo estima que se están realizando entre 20.000 y 25.000 pruebas de PCR por día; sin embargo, consideró que deberían ser muchas más.

“Se tienen que empezar programas de detección abierta, no solo hacer a los pacientes que tienen síntomas porque a la final (...), en estos momentos epidemiológicos que estamos viviendo, es casi 100 % seguro que sea ómicron. No estamos destinando las pruebas de PCR a la población que pudo haber estado en contacto de riesgo que debemos aislar y esto debe venir desde programas nacionales”, argumentó.

Publicidad

Así quedan los aforos en Quito después de ser declarada la alerta roja por aumento de casos de COVID-19

Para Alberto Narváez, médico y quien tiene un Ph. D. en Políticas de Control de Enfermedades, se debe hacer testeo masivo, pero el problema es la falta de pruebas del Ministerio de Salud Pública (MSP), por lo que sugirió que en parroquias en las cuales haya alta transmisión y se encuentren en el semáforo rojo determinado por esa cartera de Estado, a todo aquel que presenta gripe pedirle que haga aislamiento y reposo para evitar transmisión debido a que la probabilidad de padecer COVID-19 por la variante ómicron es mayor del 80 %.

Esto mientras dure el pico de contagios por el que está pasando Ecuador que Narváez la estimó un mes más.

Andrea Gómez, médica salubrista y epidemióloga, explicó que el índice de positividad refleja la capacidad diagnóstica de un país.

Agregó que es importante tenerlo por debajo del 3 % para que los casos que se reportan como confirmados reflejen lo que está sucediendo, pero en países como Ecuador con baja capacidad diagnóstica es del 5 %.

Para reducir ese actual alto nivel de positividad, según Gómez, se debe usar mascarilla, lavarse las manos, evitar los espacios cerrados y las aglomeraciones, estar al día con el esquema de vacunación. Además, respetar aforos definidos por las autoridades, aumentar la capacidad diagnóstica para que sea más temprana la detección de casos, aplicar aislamiento, así como implementar medidas sociales a grupos vulnerables.