Con presentaciones artísticas, medallas a las autoridades, largos discursos e invitados se realizó la inauguración de la piscina y obras de adecuación en las instalaciones de un complejo ubicado en la parroquia de Pifo, en el nororiente de Quito.

El 12 de marzo de 2022, Santiago Guarderas decía que le causaba satisfacción y alegría informar a los moradores que esta piscina “al fin abrirá las puertas al público”. Sin embargo, hasta ahora, la piscina y sus instalaciones continúan cerradas.

“Esta obra la retomamos el 26 de noviembre del 2021, ahí empezó nuestra actuación, y concluyó el 25 de diciembre del mismo año. Pusimos toda la atención y pasión de servicio y en apenas un mes hemos concluido esta maravillosa obra”, agregó Guarderas en su discurso. Después, hubo corte de cinta y develación de una placa.

Pero actualmente se ha convertido en la obra inaugurada que se cerró y se mantiene así. El administrador zonal de Tumbaco, Pablo Játiva, señaló a este Diario que el evento del pasado 12 de marzo no se trató de una inauguración, sino de una socialización con los habitantes, que la obra será abierta cuando se entregue de forma definitiva, en junio de este año.

Publicidad

Sin embargo, la invitación a los medios de comunicación decía “inauguración de la piscina y áreas recreativas en Pifo”, al igual que el discurso que se manejó en el evento.

“A pesar de que la obra está en un 98 % diría yo lista para su uso, jurídicamente la ley nos obliga a nosotros a esperar seis meses desde la recepción provisional, es decir, desde que el contratista nos entrega la obra. Se supone que en esos seis meses se puede arreglar cualquier problema que existiera en la obra”, argumentó el administrador zonal.

Esto no fue lo que anunció Játiva cuando acudió a la inauguración. En el evento, que fue transmitido en vivo por la cuenta de Facebook del Municipio capitalino, expresó: “La obra que estamos entregando, como ustedes se darán cuenta, habla por sí sola, es una obra de lujo, de alta calidad (…). Desde hace muchísimos años no hemos tenido una piscina pública de acceso para todos los ciudadanos y ciudadanas y finalmente hoy la estamos entregando para el uso de todos y todas las quiteñas”.

En la transmisión del evento, el presidente del GAD de Pifo, Ángel Vega, sí informó sobre algunas “observaciones” que solucionar en el complejo. Pero aseguró que en un máximo de tres semanas las personas podrían acudir a distraerse en la piscina. Hasta la publicación de esta nota han pasado más de siete semanas.

Publicidad

QUITO.- En la parroquia de Pifo, en el nororiente de la capital, existe una piscina municipal que fue inaugurada el 12 de marzo de 2022, pero que continúa cerrada al público. Foto: Andrés Salazar

La obra se inició en junio de 2019, en la administración de Jorge Yunda, a través del programa de presupuestos participativos, en el que se priorizaba la construcción de la cubierta y la piscina municipal, a un monto de $ 109.626,54. Después, en octubre de 2020 se aprobó una segunda fase del proyecto, en el que se contemplaban trabajos complementarios para la piscina municipal, a un costo de $ 223.029,65.

Es decir, el Municipio invirtió un total de $ 332.656,19 y el Gobierno Autónomo Descentralizado (GAD) parroquial de Pifo aportó con $ 68.000.

Daniel Suárez, vocal del GAD de Pifo, aseveró que la población reclama a las autoridades el haber inaugurado la obra del complejo y mantenerlo cerrado. “La administración zonal no se moviliza, la fiscalizadora Rocío Arteaga nos tiene de excusa en excusa (…), queremos que nos entreguen la obra terminada”, agregó.

La administración del complejo será del GAD de Pifo, según lo afirmó el mismo alcalde Santiago Guarderas en la inauguración. No obstante, el Concejo Metropolitano tiene que aprobar la asignación mediante una resolución.

Publicidad

Pablo Játiva puntualizó que recién en junio, cuando reciban la obra de manera definitiva, enviarán los informes para que lo traten los ediles. Con este panorama, la autoridad prevé que en junio sea administrado por el Municipio hasta que se dé el cambio de administrador del proyecto.

Se solicitó información sobre el tema al despacho del alcalde, sin embargo, desde el Departamento de Comunicación del Municipio respondieron que “eso está bajo administración del GAD”. (I)