El Cuerpo de Ingenieros del Ejército empezó los trabajos para la construcción de la variante de vía en el sector de Piedra Fina, en la red E-45, tramo El Chaco-El Reventador, en Napo. La intervención se ejecuta desde el 19 de mayo como parte del convenio entre el Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) y Petroecuador firmado en abril.

El presidente Guillermo Lasso destacó que la obra beneficiará el traslado y comercio entre las provincias de Sucumbíos, Napo y Orellana.

Con apoyo comunitario se habilitó una vía provisional en tramo Quito-Lago Agrio; paso solo estará abierto por horas

Durante el arranque de los trabajos, Pedro Cruz, técnico de Petroecuador, explicó que la vía será de tercer orden, tendrá una longitud de once kilómetros y será asfaltada con una capa de rodadura de diez centímetros.

La apertura de la variante se implementa como una solución a los daños causados por el proceso de erosión regresiva del río Coca, que destruyó parte del eje vial E-45 e impidió la circulación desde diciembre del año pasado, señaló el MTOP.

Publicidad

Para la obra, el Gobierno destinará $ 25 millones. “El principal objetivo es devolver la conectividad de más de 100.000 personas directa e indirectamente y mejorar sus tiempos de desplazamiento. Estos se han visto afectados tras la pérdida definitiva de la mesa vial desde diciembre del 2021″.

Según el Ministerio, se prevé que la construcción de la variante esté lista en su totalidad en el primer semestre de 2023. (I)