Las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) continúan saturadas en Quito, desde los hospitales se ha reportado el ingreso de pacientes con un rango de edad menor al que estaban acostumbrados a recibir. Autoridades atribuyen este cambio a la exposición de las personas en reuniones y fiestas clandestinas sin las medidas de bioseguridad.

Desde el Hospital Pablo Arturo Suárez reportaron que la hospitalización se encuentra en 85% de ocupación, en cuidados intensivos están al 100%. Un médico que pidió mantener su nombre bajo reserva dijo que se ha recibido un cambio en la edad de los pacientes que llegan a este hospital, el grupo etario que ha llegado en mayor número está entre 20 y 35 años. Otra de las características de la mayoría de pacientes ha sido la obesidad como factor para generar vulnerabilidad por el coronavirus.

La Secretaría de Salud de Quito registra 69.369 casos confirmados de coronavirus y 2.186 personas fallecidas. El informe confirma lo que reportan los hospitales ya que el porcentaje de casos confirmados por grupo etario con respecto a los casos confirmados de COVID-19 se encuentra en primer lugar el rango entre 20 a 49 años con el 62,48%. En segundo lugar, se encuentra el rango entre 50 a 64 años con el 20,62% y después las personas de más de 65 años con el 11,14% de casos.

El Centro de Atención Temporal Quito Solidario solo tiene ocho pacientes, de estos, seis presentan una condición leve y dos graves. Este centro médico cuenta con 100 camas habilitadas. Sin embargo, el proyecto fue creado hasta el 31 de marzo, según comentaron sus funcionarios, por lo que se encuentra en un proceso de cierre. Para el director de este centro, Paúl Carrasco, las necesidades de la pandemia al momento son la vacunación y aumento de camas UCI, por lo que el centro cerraría sus puertas a finales de este mes.

Publicidad

Carrasco confirmó el cambio en la edad de los pacientes afectados por el coronavirus. La segunda ola de contagios que se dio en la ciudad ha afectado a personas de menor edad que en la primera ola, añadió.

Francisco Mora, coordinador de Vigilancia Epidemiológica e Infectología del Hospital del IESS Quito Sur, dijo que la cantidad de ingresos al hospital es mayor que los egresos por la complicación que han presentado los hospitalizados. Por ello analizan la apertura de una nueva Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) que contará con camas con alto flujo de oxígeno y ventilación mecánica invasiva. El 22 de marzo comenzará con la apertura de cuatro unidades intensivas totales y seis camas de alto flujo, esto, para garantizar la atención sanitaria de los pacientes y disminuir la mortalidad de los pacientes.

Además, prevén ampliar al máximo la zona hospitalaria con 32 camas adicionales en las carpas con servicio de oxigenoterapia para los pacientes. También se realizará el cambio de categorización a los pacientes dependiendo del nivel de oxígeno, clasificando en leves moderados y graves. En total este hospital contará con 552 camas totales.

Mora puntualizó que la tendencia al alta en pacientes pediátricos continúa entre 65 a 70 durante las semanas y una media de 10 a 12 pacientes con complicaciones que han requerido su hospitalización. Entre 2 o 3 pacientes han sido internados en cuidados intensivos. A pesar de esto, la saturación de las UCI pediátricas no es la misma que en pacientes adultos dijo el funcionario del Hospital del IESS Sur.

En este hospital registran 70.000 pacientes con sintomatología respiratoria atendidos durante la emergencia sanitaria. Actualmente tienen 319 personas hospitalizadas, 45 en estado crítico, 7 pacientes críticos se encuentran en el área de emergencia y 45 personas se encuentran en cuidados intermedios, a espera de una cama en UCI.

Expertos atribuyen el constante ingreso de pacientes a los hospitales al relajamiento de las personas y cantidad de fiestas clandestinas que se realizan. Las autoridades de control metropolitano informaron que este último fin de semana fue el más conflictivo por la cantidad de eventos clausurados. (I)