NOTICIAS

Publicidad

Los gremios del transporte están convocando a una paralización, Tulcán sería el epicentro de la protesta. Foto: Ricardo Cabezas

Publicidad

Tulcán

Los dirigentes de varias ramas del transporte de Carchi decidieron la tarde de este martes 24 de octubre ir a una paralización indefinida ante la falta de garantías e inseguridad en las carreteras de la Costa y Sierra norte y en los centros poblados.

La Asociación de Transporte Pesado de Carchi convocó a una reunión a las fuerzas vivas y autoridades con la finalidad de analizar el tema de seguridad y tomar algunas decisiones. Después de varias deliberaciones los dirigentes propusieron liderar un paro desde este jueves 26 de octubre.

Publicidad

El Comité Cívico del Carchi, que acaba de ganar una acción de protección contra los distribuidores de gas doméstico y que ha estado al frente de las paralizaciones de los últimos años, resolvió apoyar la medida y convocar a los más de 130 barrios de Tulcán y organizaciones filiales a esta organización.

Colombia suspenderá la movilidad por el puente internacional de Rumichaca el fin de semana por elecciones

Pablo Cerón, presidente de la Asociación de Transporte Pesado, informó que han mantenido reuniones con los ministros de Defensa, del Interior y con el vicepresidente de la República, a quienes les han exigido seguridad y la militarización de las carreteras en tramos peligrosos, sin obtener resultados.

En el documento entregado esta noche se señala una paralización indefinida para el jueves y se solicita al Gobierno nacional que se decrete la militarización permanente en todas las carreteras del Ecuador, especialmente en los puntos vulnerables donde la delincuencia ha tomado el control.

Publicidad

Exigen, además, la colocación inmediata de antenas móviles que garanticen la cobertura de telefonía celular en estas vías donde no hay conectividad y la eliminación de los radares y fotomultas en todas las carreteras del país.

El dirigente Cerón denunció que los conductores y propietarios de tractocamiones siguen siendo asaltados, extorsionados y secuestrados en la vía Santo Domingo-Guayaquil. La última víctima fue el hijo del motorista Jairo Rodríguez, a quien secuestraron con todo y automotor la semana pasada en Quevedo.

Publicidad

Según un mapeo digital entregado a las autoridades nacionales, los puntos críticos y peligrosos en la vía a la costa están en Santo Domingo, Quevedo, Babahoyo, Jujan, El Empalme, Durán, Huaquillas. En la Sierra, en cambio, se ubican en Alóag, Pifo, Papayacta, Cajas y El Juncal.

Fabián Figueroa, directivo del transporte, informó que uno de sus hijos fue asaltado, ventajosamente los disparos no impactaron en la humanidad de la víctima y logró escapar de la muerte tras el ataque de los delincuentes, quienes colocan incluso obstáculos en la calzada para cometer sus fechorías.

Camioneros exigen garantías para circular por la vía Santo Domingo-Guayaquil y advierten con paralizar actividades

Figueroa sostuvo que se registran entre tres y cuatro robos diarios a camioneros carchenses en la vía Santo Domingo-Guayaquil, este tramo ha sido bautizado como el ‘triángulo de las Bermudas’, porque el que entra no sale ileso y si logra superar este sector inmediatamente lo extorsionan, agregó.

En tanto que Pablo Cerón dijo que aproximadamente 90 vehículos son robados mensualmente, sin embargo, no todos los afectados denuncian por temor y miedo. “Cuando son asaltados les quitan las tarjetas de débito y crédito, retiran el dinero, luego llaman al familiar del conductor para que deposite dinero y lo amenazan diciéndoles que si denuncian quemarán el automotor”, expuso.

Publicidad

A pesar de aquello existen al momento 500 denuncias en las fiscalías de Quevedo, Santo Domingo y El Empalme, según Cerón.

En Julio Andrade y Tulcán es conocido que varios dueños de camiones han debido pagar más de $ 10.000 para recuperar sus unidades o rescatar a los tripulantes que son retenidos y secuestrados por estas bandas delincuenciales que operan en las carreteras.

En el cantón Tulcán, en cambio, hay malestar por los continuos asaltos a buses, hurto de vehículos de servicio público, robos a domicilios y presencia de extranjeros indocumentados.

“Este problema no ha sido enfrentado por la Gobernación de Carchi, que pese a las reuniones realizadas no ha ejercido acciones concretas”, añadió Cerón. (I)

Publicidad

Publicidad

Publicidad

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad