La línea 1800-CÁNCER se cerrará definitivamente. La ausencia de recursos y la falta de respaldo gubernamental han puesto en apuros económicos este servicio.

El cierre fue anunciado por Fundación Jóvenes Contra el Cáncer (FJCC), entidad que mencionó que con esa decisión se dejará de atender a un promedio mensual de 200 pacientes y familiares que se comunicaban con esa línea.

1800-CÁNCER ha funcionado como línea gratuita de atención informativa, apoyo telemático para soporte psicológico y recabo de información actualizada de las cifras de pacientes oncológicos del Ecuador por regiones y levantamientos de realidad social.

Gustavo Dávila, director de esa fundación, indicó que el centro de atención telefónica había sido puesto en marcha por esa organización desde hace siete años.

Publicidad

Su misión era dar apoyo psicoemocional a las personas que son diagnosticadas con cáncer y a sus familiares.

Además, cuando una persona debía recibir atención en Quito, a través de la línea telefónica se derivaba a familiares, por ejemplo, hacia albergues o a la adquisición de medicamentos.

A pacientes oncológicos les preocupa que Solca no atienda nuevas derivaciones si el IESS no cancela deuda

La fundación anunció además la suspensión de actividades en Guayas, Los Ríos, Manabí y Morona Santiago, porque adujo que hay falta de apoyo de las autoridades del Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES).

Por ello, anunció que no podrá seguir prestando apoyo psicoterapéutico integral, redireccionando interinstitucionalmente, ayudando con víveres ni con suplementos alimenticios.

Publicidad

Dávila agregó que no se desembolsan $ 52.000 del año 2021. Y este 2022, la falta de un convenio con el MIES ha provocado que la organización prescinda del trabajador social y psicólogo, por lo que quienes se ven afectados son los pacientes, al no tener esos aportes profesionales.

Por la falta de recursos —acotó— dejarían de entregar kits de víveres en Guayas, Los Ríos.

“Posteriormente seguiría incrementándose más el cierre. El primero de junio, prácticamente la fundación, al no tener un convenio y no tener el rembolso de estos 52.000 dólares, realmente no nos queda más que cerrar”, aseguró.

Según Dávila, este mes firmarían un convenio con esa cartera de Estado, por lo que espera que así se dé.

Publicidad

Mencionó que con la ministra anterior, Mae Montaño, se iba a suscribir un convenio con una nueva modalidad de atención a grupos prioritarios, sobre todo con enfermedades catastróficas, pero no se cristalizó tras el cambio de funcionario. En su remplazo fue nombrado Esteban Bernal.

El MIES indicó que desde 2012 se han entregado aproximadamente $ 550.000 a esa fundación para financiar el servicio que prestan para prevención y protección de los vínculos familiares o abandono de niños y adolescentes que padecen cáncer. Esto se lo hace a través de acompañamiento psicológico.

La cartera de Estado agregó que entre el 2012 y el 2018 se firmaron convenios en una modalidad de servicio que se llamaba “acogimiento familiar/familias ampliadas”, una modalidad que servía para atender a los hijos de personas privadas de la libertad, que se quedaban con familiares hasta que sus progenitores recuperaran la libertad.

“En el año 2021 no se firmó convenio con la FJCC porque no se ajustaba su servicio a la modalidad existente de apoyo familiar; sin embargo, la fundación prestó el servicio sin convenio, de enero a diciembre de 2021, por una carta de intención que el MIES otorgó en diciembre de 2020″, mencionó en un comunicado de marzo pasado.

Publicidad

Un 52 % de niños con cáncer ha interrumpido su tratamiento por varios factores, según estudio de fundación

El problema para Dávila es la falta de un convenio con el MIES, el no rembolso de recursos del 2021 y haber dejado este año sin ningún tipo de respaldo a la fundación.

Sobre el dinero, Dávila indicó que las partes están en mediación.

“Estamos endeudados: el problema es que debemos a los proveedores y, claro, estamos con amenazas de acciones civiles si no les pagamos”, aseguró el directivo. (I)