Un grupo de 22 dirigentes de las comunidades de la parroquia San Bartolomé de Pinllo terminaron el primer taller en el que se los capacitó sobre temas que permitan tener las herramientas sobre la ruta de protección de violencia, procedimiento parlamentario, normativa legal vigente con relación al maltrato, cuándo se activa la ruta, dónde ir a denunciar, cuándo acudir a la Fiscalía, a las unidades de violencia o a las tenencias políticas.

Maritza Gamboa, presidenta del colectivo Ana de Peralta, indicó que la pandemia no ha detenido el trabajo de la organización en el objetivo de erradicar o disminuir la violencia intrafamiliar, que comenzó en Pinllo y terminó este viernes con el apoyo de diferentes instituciones.

Argumentó que la próxima semana terminará el taller en la parroquia Izamba, en donde asisten 25 dirigentes de comunidades y caseríos, mientras que a finales de julio concluirá la capacitación a 90 líderes y lideresas de diferentes sectores de la provincia de Tungurahua, que la segunda fase se realizará de manera presencial y práctica.

Comentó que a los talleres no solo asistieron mujeres, sino también hombres tomando en cuenta que el tema de la violencia no es exclusivo de las féminas, también los varones la sufren, que por esa razón se debe trabajar de manera conjunta y no de manera aislada con el fin de disminuir la violencia en la sociedad.

Gamboa recordó que los talleres son parte de la campaña “Ya llegan las mariposas con seguridad a Tungurahua”, para sensibilizar a mujeres y hombres con la finalidad de prevenir la violencia en las familias, para lo cual también hay el compromiso de que los conocimientos se repliquen en las comunidades, caseríos y barrios.

Los talleres se reforzarán en noviembre, para lo cual en agosto se hará una evaluación de cómo se están replicando los conocimientos de los talleres en cada sector.

Luis Miniguano, dirigente de la comunidad de Angamarquillo, se mostró complacido por el taller impartido con el fin de hacer más llevadera la vida tanto en la sociedad como en la familia, al advertir que muchos temas eran desconocidos y que por esa razón no se conocía cómo se debe actuar en casos de violencia intrafamiliar. (I)