Dos estudiantes, uno de 13 años en Ambato y otro de 15 años en Daule, presentan coronavirus.

Así lo informó la ministra de Educación, María Brown, al hacer una evaluación del retorno semipresencial, progresivo y voluntario a las aulas luego de una reunión del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional.

Indicó que las mismas familias de los alumnos hicieron el reporte a los directivos de las instituciones educativas, quienes a su vez lo informaron al distrito respectivo y se procedió a la suspensión de actividades de manera inmediata, así como a la realización de las pruebas.

“Ambos (estudiantes) están en buen estado pese a tener el virus, están muy controlados, están en sus hogares, están recibiendo medicamento y están evolucionando muy bien. Hasta el momento no hemos podido detectar que se haya llevado ningún contagio por estos contagios, es decir, estos estudiantes se contagiaron fuera del sistema educativo”, dijo Brown.

Publicidad

Desde el pasado 7 de junio se autorizó el regreso presencial a las aulas con aforos reducidos y medidas de bioseguridad

“No tenemos ninguna evidencia, hasta el momento, de casos de contagios de COVID-19 que se hayan dado entre estudiantes durante los momentos en los que han asistido de manera presencial a la institución educativa y no tenemos docentes contagiados...”, afirmó.

Sostuvo que 1.511 unidades educativas recibieron autorización para el retorno paulatino, voluntario, alternado y semipresencial a las clases; de ellas, 1.230 lo implementaron, y de ese número, 1.079 son rurales.

Más de 55.000 estudiantes han asistido, ya sea por unas horas o por unos días, y 7.202 docentes también.

Brown agregó que, en los últimos ocho días, no se han aprobado más retornos para el régimen Sierra, pero sí para la Costa.

La funcionaria anunció que en septiembre no habrá un retorno masivo a las aulas y se mantendrá la misma metodología, es decir, un regreso voluntario, alternado y progresivo.

Conforme vayamos avanzando en este ejercicio y conforme vayamos avanzando también en el plan de vacunación iremos cambiando las medidas, pero las medidas que tienen que ver con el aforo de las instituciones educativas y que tienen que ver con el uso del transporte...

María Brown, ministra de Educación

Brown defendió el regreso a la semipresencialidad, pues indicó que el contacto personal entre docentes y estudiantes apoya en la reducción de la violencia intrafamiliar, el tratamiento del estrés, la ansiedad y otros problemas asociados a la salud mental.

Publicidad

Antes de la pandemia, agregó, tres de cada diez niños recibían golpes como una medida de disciplina en sus hogares.

Con respecto a la vacunación en contra del coronavirus, de un total de 220.895 personas que integran el sistema educativo, 190.190 ya recibieron la primera dosis y 50.087 recibieron la segunda.

Brown sostuvo que unos 30.000 integrantes del sistema educativo, entre docentes, conserjes, personal de limpieza, de seguridad, Departamento de Consejería Estudiantil y administrativos, fueron convocados pero no han acudido a inmunizarse, e hizo un llamado para que asistan.

Sobre las ceremonias de graduación, estas solo pueden realizarse si hay un acuerdo entre padres, alumnos de tercero de bachillerato, así como docentes y directivos. Como máximo puede haber 20 estudiantes con un límite de dos acompañantes cada uno. No se pueden realizar fiestas de graduación.

Sostuvo que hay un monitoreo permanente a las entidades educativas.

Universidades e incivilidades

En tanto, Juan Zapata, presidente del COE, indicó que, de 37 centros de educación superior, 24 son universidades y escuelas politécnicas, mientras que 13 son institutos superiores. El 54 % de las universidades tiene autorización para un retorno progresivo y semipresencial, y lo tiene también el 100 % de institutos superiores.

Al hacer un balance en el caso de las universidades, Zapata expresó que no registran contagios ni en docentes ni en alumnos.

El último estado de excepción en Ecuador fue entre el 23 de abril y el 20 de mayo

Sin embargo, Zapata mostró preocupación por el aumento de las incivilidades, como aglomeraciones, fiestas, libadores, escándalos, y agregó que están muy cerca de los niveles previos al último estado de excepción, que fue entre abril y mayo.

Sobre la fiesta de Inti Raymi, Zapata indicó que hay una resolución del 10 de junio que ratifica la suspensión de eventos públicos masivos y las intendencias no van a emitir autorizaciones.

“Estas aglomeraciones que se están generando en la provincia de Imbabura y en otras provincias nos va a traer consecuencias negativas, eso ya se vio, el año anterior, en donde nos crecieron el número de contagios”, agregó el funcionario.