Más de 90 mil estudiantes a nivel nacional dejaron de asistir a clases durante la pandemia y para determinar la cifra real el gobierno realizará un censo, pues el riesgo de deserción escolar es alto, alertó la ministra de Educación, María Brown Pérez, durante su comparecencia ante la Comisión de Educación de la Asamblea Nacional.

Ante los asambleístas reiteró que la decisión de la reapertura paulatina, progresiva y voluntaria en un número reducido de instituciones que cumplen con las normas de bioseguridad, no solo se considera el avance de la pandemia, sino otros elementos que permiten el bienestar de los estudiantes, y una de ellas es la deserción escolar.

Reveló que el Ministerio a su cargo tiene datos que más de 90 mil estudiantes, que en encuestas, han manifestado no haber continuado con las clases; y además, en uno de los regímenes escolares que más de 110 mil estudiantes no han entregado sus portafolios, lo cual es un indicador que no están continuando con sus clases.

Por lo tanto, advirtió que en el país hay un riesgo de abandono y deserción escolar muy alto; y para tener la cifra exacta el Ministerio de Educación está organizando los puntos de encuentro en donde se sentarán con los estudiantes para conocer su estado de situación salud física, salud mental, desarrollo socio emocional y pedagógico.  Con esos datos, añadió Brown, se tomará decisiones informadas  a base de los criterios de los estudiantes.

Publicidad

Para enfrentar este problema se partirá de un censo, insistió Brown, eso permitirá determinar el rezago que existe en cada uno de los estudiantes, medir el nivel del aprendizaje durante los últimos quince meses.

Además, indicó que otro parámetro por el cual se toma el retorno a clases presencial, porque la gran mayoría de padres de familia ya deben retornar al trabajo presencial y muchos de los niños se quedan solos en sus casas o van a los sitios de trabajo de sus padres y caen en el trabajo infantil.

Instituciones aprobadas para el retorno

La máxima autoridad de educación, manifestó que al momento están aprobadas 1.429 instituciones educativas para un plan de retorno paulatino controlado, de las cuales 983 son rurales y 119 urbanas muchas de las cuáles están localizadas en los filos de las ciudades, pero sus características son más rurales.

Todo esto incluye a 46.598 estudiantes que han pedido retorno presencial, y aclaró que no es el 100% de la población que está inscrita en esas instituciones, sino solo aquellos que están de acuerdo con un retorno de presencialidad y que involucra a 6.243 docentes.  Tomando en cuenta también que la investigación y el monitoreo epidemiológico determina que el contagio en el Ecuador es menor en las áreas rurales porque son espacios más abiertos y la dinámica es distinta.

Se deben realizar estudios epidemiológicos en centros educativos autorizados en el retorno a clases presencial en Ecuador

Precisó que en el plan educativo COVID-19, incluye medidas de bioseguridad estrictas para salvaguardar la salud de los estudiantes, las familias y los profesores.

Que ante una pandemia, las alertas sobre posibles contagios van a suceder y que sobre esto hay que estar conscientes, por lo tanto, no es un momento para relajar las medidas de bioseguridad pese a contar con más de 209 mil docentes que tienen una primera vacuna Astrazeneca, que es la que ha recibido la mayoría de los docentes y que proporciona una inmunidad  alta.

Publicidad

Que hay más de 64 mil profesores que ya tienen una  segunda dosis, que en la campaña de vacunación incluye también al personal administrativo de las instituciones educativas.

Indicó que frente a cualquier duda o sospecha de COVID-19, sea de un estudiante o un profesor se activa el protocolo que inician con pruebas que se realizan a través del Ministerio de Salud a los estudiantes, se establece un cerco epidemiológico y por 14 días vuelve la educación en casa.

Brown advirtió que una institución puede regresar a la educación a distancia por incumplimiento de protocolos o si existe una denuncia de que se está exigiendo compra de uniformes o libros, o cualquier cosa que constituya una barrera de acceso. La suspensión será inmediata.

Respecto a la infraestructura educativa, la ministra Brown dijo que se ha realizado una evaluación detallada de las instituciones y se tiene que 2. 136 en buen estado; 7. 748 en estado regular; 1.953 están en mal estado y que requieren una intervención importante; y, 81 establecimientos educativos están en situación de deterioro, que significa una intervención y un presupuesto mayor.

Indicó que en los 20 días del nuevo gobierno se ha identificado el presupuesto para poder invertir en el mantenimiento de las instituciones educativas que permita obtener $107 millones hasta finales de año; de ese monto, $4´475.378,90 son para materiales de aseo, servicios aseo-fumigación, desinfección y limpieza de instalaciones.

Docentes vacunados

El viceministro de Salud, José Rúales,  que también compareció a la Comisión de Educación de la Asamblea e informó que hasta el momento se ha vacunado a 209.454 profesores con la primera dosis; de ese grupo se ha colocado la segunda dosis a 64.790 docentes, y que la mayoría de profesores recibió la dosis de Aztraseneca.

También está programado vacunar unos 28.565 docentes adicionales que no han cumplido la primera dosis porque no estuvieron en los listados o fueron renuentes a recibirla.

Según las cifras obtenidas por el Ministerio de Educación se vacunarán 238 mil profesores , una vez que se cumpla la última fase. (I)