No tienen una cifra exacta de las fugas de agua potable existentes en el Distrito Metropolitano de Quito (DMQ). Lo que sí saben es que reciben aproximadamente 400 denuncias por este tipo de incidentes cada semana. Así lo confirmó Othón Zevallos, gerente de la Empresa Pública Metropolitana de Agua Potable y Saneamiento (Epmaps-Agua de Quito).

Estas denuncias, según la Epmaps, superan las 26.000 anuales. “Es grave porque hay que destinar recursos y grandes esfuerzos. La gente se queja, y con razón, de que las fugas están ahí por semanas y no se atienden. Se desperdicia el agua, y es verdad, yo pido excusa a la gente por esta situación que la vamos a resolver”, enfatizó Zevallos.

Según el gerente, en las próximas semanas espera contar con los contratos para atender las fugas e ir reduciendo la cantidad de daños represados.

La empresa municipal no cuenta con el personal y maquinaria suficiente para atender toda la cantidad de fugas; actualmente logran arreglar un poco más de 200 por semana. Por ello, acudirán a la contratación de empresas externas que completen el contingente necesario para atender los daños en las tuberías.

Publicidad

Con ello, Zevallos ofreció que hasta fines de marzo se habrán igualado y atenderán las fugas en el lapso máximo de 24 horas.

Conexiones

Según Agua de Quito, también existen más de 4.000 solicitudes de conexiones de agua potable represadas por la anterior administración. También se solucionará con la contratación de empresas externas.

“El problema es que no existía nada de contratos, ni para la gasolina de los carros existía contrato, nos dejaron sin combustible, sin mantenimiento, sin conexiones; todo lo que sirve para atender al cliente no había. Encontramos una empresa semiparalizada”, recriminó Zevallos, quien aseguró que antes esta empresa atendía una conexión en menos de ocho días.

La empresa se ha puesto de a poco en orden, destacó el gerente. Aseveró que todavía trabajan en la recuperación de una de las transferencias que se realizó al exterior. “Faltan $ 178.000. Estamos impulsando con Fiscalía General del Estado para que nos ayude a recuperar este dinero que se transfirió a Hong Kong”, señaló Zevallos.

Publicidad

Agua potable para el valle de Los Chillos

Las parroquias ubicadas en el suroriente de la capital afrontan problemas de abastecimiento y fugas, por lo que la empresa municipal ofreció una serie de trabajos menores que pretenden solucionar estos problemas en la zona del valle de Los Chillos.

Se trata de seis parroquias: Conocoto, Amaguaña, Píntag, Guangopolo, Alangasí y La Merced.

Entre las obras se encuentra la rehabilitación de tres estaciones de bombeo: San Juan, Medrano y Paredes. Eso, sumado al mejoramiento de conducción hacia las plantas de Conocoto, permitirá incrementar el caudal a 90 litros por segundo.

También informaron que van a cambiar catorce kilómetros de tubería de asbesto cemento a PVC. Estos dos proyectos tendrían un costo de $ 892.000 y prevén que sea adjudicado entre fines de abril o inicios de mayo. Los trabajos se desarrollarán durante todo el 2022. (I)