El aumento del caudal del río Upano como consecuencia de las lluvias de las últimas horas en Macas mantiene en alerta a las autoridades y entidades de la provincia de Morona Santiago.

A esto se suma el represamiento en la confluencia de los ríos Upano y Volcán, que se registró la semana pasada con material piroclástico y troncos acumulados por el proceso eruptivo del volcán Sangay.

A partir de las 04:00 de este lunes, personal que labora en la protección del puente sobre el río Upano alertó acerca de la creciente del río, ante lo cual se optó por retirar la maquinaria pesada y poner a buen recaudo a los trabajadores.

Las autoridades del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) de Morona se mantienen vigilantes y pidieron a los pobladores asentados en los márgenes del afluente, principalmente en el sector de las Playas de San Luis, estar atentos respecto al comportamiento del río.

“De no presentarse nuevas lluvias se prevé la disminución de caudal del río Upano en las próximas horas, pero de no ocurrir aquello se tomarán otras acciones de protección”, aseguró el presidente del COE cantonal y alcalde de Morona, Franklin Galarza.

El funcionario dispuso que se haga una valoración técnica para tomar las acciones preventivas, con el fin de garantizar la seguridad de la población.

El Municipio de Morona informó que uno de los brazos del río Upano al chocar con la vía Macas-Puyo se desvía con dirección al río Copueno, ubicándose a tres metros de alcanzar la mesa de rodadura de la carretera, por lo cual se recomendó a los transportistas y ciudadanía tomar las precauciones al circular por el sector. (I)