Un día después de la inauguración de un mural donado por la embajada de España, realizado por el artista Okuda San Miguel, en la avenida 24 de Mayo, centro histórico de Quito, la ciudadanía sigue debatiendo sobre el tema. Autoridades de diferentes sectores han criticado el mural por incluir a un personaje de la serie animada Pokémon: Pikachu.

El problema nació por tratarse de uno de los programas preparados para celebrar el bicentenario de la batalla del Pichincha. El concurso, que financiará a muralistas y artistas nacionales, todavía no ha empezado; sin embargo, el mural del artista español era el inicio.

En la sesión de Concejo Metropolitano, varios ediles aprovecharon para criticar la obra y cuestionar al alcalde por permitir que sea plasmada a puertas de los 200 años de la gesta histórica.

El concejal Fernando Morales (Concertación) enfatizó que antes de realizar una obra se debe conocer el contenido histórico y formativo que tendrá, para que nutra a la ciudadanía y permita fortalecer la identidad. “Tiene que haber una revisión y aprobación; no es que se pueden utilizar las casas públicas y pintar cualquier barbaridad o cosa buena, no sabemos”, añadió.

Publicidad

La edil Paulina Izurieta (ID-Vive) dijo que el Concejo ha tratado de imitar el modelo español en lo urbanista y ahora en lo plástico. “Se busca priorizar lo bonito, lo comercial, lo que va a garantizar un selfi; sin embargo, a pocas cuadras se persigue a nuestros artistas de espacio público, a los vendedores autónomos. ¿Queremos maquillar la ciudad, alcalde? ¿Qué tiene que ver un personaje de caricatura con nuestras artesanas bordadoras, que pasan a segundo plano como elemento decorativo? Es que acaso, en su multiverso, alcalde, ¿Pikachu acompañó a Abdón Calderón en esta gesta heroica?“, cuestionó.

Okuda, autor de polémico mural de Quito, ya usó a Pikachu y animados en otras obras

Por su parte, el alcalde Santiago Guarderas respondió que el programa Caminarte fue presentado al pleno del Concejo. Puntualizó que el proyecto conlleva un concurso público para que todos los artistas culturales nacionales puedan participar en los espacios del bulevar de la avenida 24 de Mayo.

“Le invito a que usted (concejala Paulina Izurieta) vaya a conocer dos murales hechos por estudiantes y profesores de la Universidad Central, y otros artistas mexicanos que ya han plasmado su creación humana”, respondió.

Guarderas adelantó que en las próximas horas sacarán a concurso público el programa para que los gestores culturales y artistas puedan plasmar sus obras, “sin censura”.

Publicidad

Para el alcalde, no se pueden limitar estas expresiones. “Parecería contradictorio que, mientras celebramos 200 años de la gesta libertaria, quisiéramos imponer nuestro pensamiento a una obra de arte que puede tener sus críticas, podemos no estar de acuerdo con el artista, pero que obviamente hay que saber respetar”, argumentó.

Mural por el bicentenario de la batalla de Pichincha, que lleva la imagen de Pikachu, provocó críticas y burlas; Municipio de Quito se pronunció

Ante esto, reaccionó el concejal Omar Cevallos (Concertación), quien aseguró que no puede haber arte público sin censura. “Imagínese que alguien, por arte, pone una pornografía en el espacio público. Estos borradores tenían que ser aprobados por la Secretaría de Cultura o por el Instituto Metropolitano de Patrimonio”, indicó.

También agregó que al Concejo se le presentó un proyecto, pero no se aprobaron los bocetos para plasmar en las paredes del centro histórico. Para Cevallos, el mural debe ser cambiado.

Para la edil Andrea Hidalgo (ID), el arte tiene que estar acorde a las fechas y eventos que se celebran en la ciudad. “Una caricatura no puede representarnos en una fecha tan especial. En otro momento y otro lugar, no habría pasado nada, pero no puede ser representación de nuestro bicentenario”, acotó.

Publicidad

Analía Ledesma (ID) puntualizó que no se representa la identidad quiteña en ese mural, y criticó que es responsabilidad del alcalde lo que se comunica en la ciudad.

“Quizá ya no exista la varita mágica, pero tenemos la pokebola que va a proteger a todos los quiteños. Podríamos haber pintado el samarrito, la Victoria, el cuy, el Evaristo, por el bicentenario. Pienso que tenemos otros símbolos y que Okuda puede pintar sus símbolos en otros lugares”, agregó. (I)