El Gobierno presentó el proceso de subasta inversa corporativa de medicamentos 2022 para el Ministerio de Salud Pública, Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), Instituto de Seguridad Social de la Policía (Isspol) e Instituto de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas (Issfa), que conforman la red pública integral de salud.

En un evento realizado en el hospital Eugenio Espejo, norte de Quito, María Sara Jijón, directora del Servicio Nacional de Contratación Pública (Sercop), indicó que ese mecanismo permitirá un abastecimiento de más de 750 medicamentos de todo tipo del cuadro básico de fármacos, lo que representa más del 80 %.

Explicó que la subasta inversa corporativa de medicamentos es un procedimiento a través del cual los proveedores del Estado, por cada uno de los 750 medicamentos, presentan ofertas que serán analizadas por una comisión técnica que las revisará, y aquellas más convenientes serán las adjudicatarias.

Agregó que se ha hecho un estudio de mercado y se está avanzando en la determinación de los precios referenciales unitarios.

Publicidad

Cada día —mencionó— se aplicarán 30 procesos para un primer lote de 168 medicamentos; y luego, cada quince días, con 100 fármacos, hasta abarcar los más de 750.

Para ella, el mecanismo permitirá una compra más eficiente, en igualdad de condiciones y aprovechando las economías de escala para cada entidad.

‘Señora ministra, por favor, qué pasa con las medicinas’, clamor de pacientes grave

Para Francisco Cepeda, presidente del Consejo Directivo del IESS, quien asistió al evento, la falta de medicamentos en el catálogo electrónico ha ocasionado que se genere una serie de irregularidades en su adquisición.

“De seguro las organizaciones criminales, aquellas mafias que también contrabandean y que sacan buenos réditos con las compras ilícitas de medicamentos, van a tratar de bombardear este proceso”, dijo Renato González, director del Isspol, quien también asistió.

Publicidad

Una de las ventajas para la ministra de Salud, Ximena Garzón, es que los precios serán fijos y están registrados en el Sercop, y usarán ese sistema para pagar los fármacos, con lo que no habrá especulación.

Jijón expresó que no todos los medicamentos del cuadro básico son catalogados electrónicamente, dado que tiene que existir suficiente oferta para entrar a la subasta inversa corporativa, a fin de que haya competencia entre oferentes y que el mejor precio a la baja sea el adjudicado.

A Miguel Palacios, director ejecutivo de la Asociación de Laboratorios Farmacéuticos Ecuatorianos (Alfe), se le preguntó del particular y señaló que al gremio le llama la atención que los precios referenciales son muy bajos, lo que, a su vez, desincentiva la participación de las empresas.

El dirigente sostuvo que aún analizan el tema.

Publicidad

Familiares de pacientes de hospitales desesperan por falta de medicinas e insumos. A su lucha por los padecimientos suman el dolor de no tener dinero para adquirirlos

“Tendremos un catálogo completo con más del 80 % del cuadro nacional básico de medicamentos (...). Y para aquellos medicamentos que no puedan ser catalogados, evidentemente, el Ministerio de Salud (...) está trabajando con la OPS, OMS, PNUD, (...) por ser de enfermedades raras, medicamentos únicos o con proveedores únicos”, expresó la titular del Sercop.

A criterio de Cepeda, al constar los medicamentos en el catálogo electrónico, se garantizará que no se produzcan desabastecimientos. (I)