Ibarra

El pueblo Kichwa Otavalo, tras una reunión convocada la tarde de este domingo, 26 de junio, decidió desconocer a jefes y tenientes políticos de Otavalo, Cotacachi y Antonio Ante, y designar a una representante comunitaria.

En el encuentro, que radicaliza las medidas y desconoce a los representantes del Ejecutivo en estos cantones, se designó a Mariela Arellano como presidenta del pueblo Kichwa Otavalo, para que coordine varias acciones.

Ella dirigirá la creación de corredores comunitarios para el ingreso de alimentos, medicinas o atención de emergencias médicas. Según trascendió, acogen una de las disposiciones de Leonidas Iza, presidente de la Conaie.

Publicidad

Leonidas Iza anuncia que abrirán vías como ‘corredores humanitarios’ para permitir que los víveres lleguen a los barrios de Quito

En la reunión acordaron asumir el control de precios y buscar una salida a la falta de gas doméstico, alimentos y combustibles. El Ejecutivo provincial no se ha pronunciado sobre las nuevas resoluciones de las más de 120 comunidades que aglutinan a esta organización.

Representantes de comunidades y cabildos llegaron desde varios sectores y permanecieron en el parque central de Otavalo participando en la asamblea. Una sucursal bancaria ubicada en la Bolívar y Roca intentó ser vandalizada y fueron colocados varios grafitis en la fachada.

Los comuneros y dirigentes resolvieron declarar al parque Bolívar de Otavalo como zona de paz y resistencia. Este lunes mantendrán reuniones con dirigentes de la Federación Indígena y Campesina de Imbabura (FICI) y de los barrios urbanos de Otavalo.

Entrada la noche, un grupo de indígenas del pueblo Kichwa Karanki ingresó a Ibarra, donde solicitaron la salida del primer mandatario. Patricio Cervantes, asambleísta de CREO por Imbabura, informó que llegaron a su residencia para exigirle, a base de amenazas, votar a favor de la destitución del presidente Guillermo Lasso.

Algo parecido sucedió con Luis Marcillo, asambleísta de la ID: los manifestantes arribaron hasta su hogar para demandar apoyo a la moción de destitución, que respaldan en cambio los asambleístas imbabureños Pamela Aguirre, de UNES, y Mario Ruiz, de Pachakutik Rebelde. (I)