Las unidades de transporte público en Quito deberán circular con el 50 % de aforo. La medida aplicará en los horarios de 06:00 a 09:30 y de 16:00 a 21:00. El resto del tiempo (horas valle) los buses trabajarán con el 75 % de aforo.

Esta es una de las resoluciones que tomó el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) metropolitano, que se reunió la tarde y noche del martes 18 de enero. La sesión estuvo presidida por el alcalde de Quito, Santiago Guarderas, y se desarrolló después de que el COE nacional, el pasado 16 de enero, ubicó a la capital dentro de las provincias con más riesgo epidemiológico ante el COVID-19.

De esta manera, el COE metropolitano declaró el umbral de alerta roja en Quito. La decisión rige del 18 al 25 de enero y será revisada o ratificada el próximo martes, una vez conocido el informe epidemiológico de la Secretaría de Salud, informó el Municipio.

Además, en ese tiempo se reforzarán los controles aleatorios en los buses para verificar la presentación del carné o certificado de vacunación, uso de la mascarilla, y que exista la ventilación adecuada.

Publicidad

Al respecto, el alcalde Santiago Guarderas dijo que la declaratoria de alerta roja es para “precautelar la vida y salud de los quiteños”.

“Reforzaremos los controles para el cumplimiento de medidas de bioseguridad y aforos. La vacunación es prioridad para la ciudad hasta alcanzar el 100 % de la inmunidad”, publicó Guarderas en redes sociales.

En el tema de educación, el organismo propuso analizar que los establecimientos educativos municipales sigan en clases virtuales hasta el fin del quinquemestre. Al mismo tiempo, impulsar la vacunación contra el coronavirus en docentes y estudiantes.

El COE metropolitano hizo un exhorto al Ministerio del Trabajo para reducir las jornadas presenciales del sector público, debido a que en la capital existe alta concentración de entidades estatales.

Publicidad

También se exhortó al Ministerio de Salud a llevar a cabo campañas de vacunación en zonas periféricas y rurales, así como para los sectores productivo y hotelero.

Según el COE metropolitano, las resoluciones se adoptaron porque los casos de personas positivas con COVID-19 han aumentado en el 187 % desde la penúltima semana del mes de diciembre hasta la primera del mes de enero del 2022. Y se espera que la tendencia siga al alza.

Solo en la primera semana de este año se registraron 5.836 casos. “Esta cifra es comparable con los momentos más complejos en olas anteriores, como lo suscitado en el pico de enero del 2021 y en la ola de abril y mayo del 2021″, dice el comunicado del Municipio.

En los niños y adolescentes de entre 10 y 19 años es donde se han detectado más contagios. Desde menos de 1 caso por cada 100.000 habitantes, registrado a finales de noviembre e inicios de diciembre, a ,6 casos por cada 100.000 habitantes, en la primera semana del 2022, advierte el COE metropolitano. (I)

Publicidad