Este jueves 17 de junio, en los predios de la Universidad Técnica de Manabí, se efectuará una reunión entre delegados de Unidades de Gestión de Riesgo municipales de esta provincia con delegados del Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias (SNGRE) y con ello se pretende estar preparados en caso de presentarse alguna emergencia mayor ante el enjambre sísmico que se evidencia sobre todo frente a la costa sur de Manabí.

Cristian Torres, secretario del SNGRE, quien este miércoles estuvo en la sesión del COE de Manabí, indicó que cuenta con el apoyo de la Gobernación de esta provincia y de las mesas de trabajo de este organismo para seguir laborando y continuar este jueves con otra sesión en la que estará Denys Maygua, director nacional de Operaciones de esta secretaría, con quien iniciará el proceso de actualización de los planes de reparación y respuestas ante sismos.

Del 1 de junio hasta el mediodía de miércoles 16, se habían registrado 118 sismos frente a las costas de Manabí, sobre todo cerca de Manta y Puerto López, de acuerdo con el reporte del Instituto Geofísico (IG) de la Escuela Politécnica Nacional.

Torres señaló que de acuerdo con la información entregada por el IG, estos sismos podrían alargarse días, semanas y hasta meses.

Publicidad

“En ese sentido, no exime de que haya afectaciones en algún momento, sea estas leves o moderadas, por eso es importante que el COE provincial tome conocimiento, que las mesas de trabajo sigan laborando en la preparación de la reducción de riesgos y la respuesta de ser necesario”, indicó Torres al salir de la sesión del COE de Manabí.

Miguel Arteaga, coordinador zonal 4 del Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias (SNGRE), expresó que la mayoría de los movimientos sísmicos registrados frente a las costas de Manabí en los primeros 16 días de junio no han sido percibidos y hasta ahora no se reportan daños por los movimientos telúricos.

Carmen Macías, coordinadora zonal 4 del ECU911, indicó que se trabaja articuladamente con el SNGRE, sobre todo en la información que se facilite a través de los 50 equipos del Sistema de Alerta Temprana (SAT), instalados en los cantones costeros de Manabí.

“Si existe algún evento importante posterior al movimiento sísmico que pueda ocasionar una alerta o una alarma en las zonas costeras, las cámaras del SAT se mantienen activas y operativas y en el caso de que se activen estas alarmas, SNGRE en conjunto con el ECU911 están activándolas para enviar la megafonía correspondiente de que la ciudadanía se aleje de las zonas costeras y que vayan a sitios seguros”, declaró Macías.

Entre la tarde del martes y mediodía de este miércoles 16, solo frente a las costas del cantón Puerto López se registraron 13 sismos que fluctuaban entre los 3,30 grados y 5,19 grados de magnitud.

Javier Villacrés, jefe de la Unidad de Gestión de Riesgos del Municipio de Puerto López, dijo que las mesas del Comité de Operaciones Emergentes (COE) de esta localidad del sur de Manabí informaron que tras esos movimientos sísmicos no se reportó ninguna afectación a vivienda o propiedad y menos daños a algún habitante.

Publicidad

El COE de Puerto López se mantiene activado desde el martes ante esta secuencia de sismos, y ya realizó las primeras acciones a definir en forma inmediata en conjunto con representantes del SNGRE.

Lo primero que se definió tras conocerse de la continuidad del enjambre sísmico frente a la zona sur de Manabí es que se mejorarán las vías de evacuación a zonas seguras definidas en este cantón, en caso de presentarse alguna novedad relacionada a los movimientos telúricos; segundo, este viernes 18 llegará a este cantón un sismógrafo con el que se darán charlas a la ciudadanía sobre probables escenarios que se presentaren en caso de un terremoto.

“Y tercero, que nos den una capacitación de una simulación en territorio, en sitio, casi real, para la toma de decisiones en caso de que se dé un terremoto”, señaló Villacrés.

Lo que preocupa en Puerto López es la carencia de logística si llegara a presentarse una emergencia mayor. Gina Parrales, jefa política de Puerto López, indicó que en este cantón no hay más de diez camas en el centro de salud tipo C y otras unidades de salud en parroquias rurales.

Además, expuso Mercy Bazurto, ligada al sector turístico de este cantón y exjefa política de la localidad, que no se cuenta con equipos suficientes y ni siquiera hay una construcción con servicios elementales en las zonas denominadas como seguras hacia donde se dirigiría la población en caso de pedirles que evacúen por una emergencia provocada por un movimiento sísmico mayor.

Bazurto sostuvo que del centro de salud de Puerto López solamente hay espacio para atención elemental, una prehospitalización y de ahí se derivan a hospitales de Manta, Jipijapa o Guayaquil, dependiendo de la disponibilidad de esas casas de salud y de la emergencia que tengan los usuarios.

A falta de área de hospitalización, este cantón con cerca de 24.000 habitantes, solo ostenta una ambulancia del Ministerio de Salud Pública y una unidad de rescate de los bomberos. Villacrés reconoce estas carencias.

“Aquí contamos con un centro de salud C, simplemente una atención ambulatoria nomás, nosotros tenemos con el Cuerpo de Bomberos un vehículo de rescate que no está bien equipado, sí tenemos bastante deficiencia en tema logística y rescate, por ser un municipio pobre y pequeño, más aún el recorte del 40% al presupuesto (emitido por el Gobierno anterior), eso para nosotros significa una camisa de fuerza que no nos permite avanzar para dar fortalecimiento en bien de la prevención, hacemos lo que podemos”, explicó Villacrés.

Este viernes 18 se iniciará el vigésimo tercer festival de avistamiento de ballenas, y al momento todo se mantiene listo durante los tres días de actividades. Santiago Guamaní, presidente de la Asociación de Hoteleros de Puerto López, señaló que el nivel de reserva para este fin de semana estaba en el 50 % de toda su ocupación, en un cantón que cuenta con más de 2.200 camas.

Situación hospitalaria y otras carencias, preocupan en balneario

En Puerto López preocupa la carencia de logística si llegara a presentarse una emergencia mayor. Gina Parrales, jefa política del cantón, indicó que no hay más de diez camas en el centro de salud tipo C y otras unidades de salud en parroquias rurales. Mercy Bazurto, ligada al sector turístico del cantón y exjefa política de la localidad, expuso que ni siquiera hay una construcción con servicios elementales en las zonas denominadas como seguras hacia donde se dirigiría la población en caso de pedirles que evacúen.

Bazurto sostuvo que del centro de salud de Puerto López solamente hay espacio para atención elemental, una prehospitalización y de ahí se derivan a hospitales de Manta, Jipijapa o Guayaquil, dependiendo de la disponibilidad de esas casas de salud. (I)