En una inspección realizada a la embarcación Popeye 1, incautada por el Comando de Guardacostas (Coguar) cerca de Galápagos el 4 de septiembre, se descubrió que además de contener media tonelada de paquetes de droga, también llevaba una carga de pesca que incluía el 91 % de tiburones.

La revisión se hizo el martes 14 de septiembre luego de que la Fiscalía solicitara que la Subsecretaría de Recursos Pesqueros (SRP) informara del contenido de la carga pesquera.

El 14 de septiembre, cuando viene el inspector, ingresamos, ahí vemos que la pesca es aparentemente picudo y dorado, pero debajo de esa pesca se encuentra hielo con tiburones.

Carlos Ascencio, coordinador legal del Comando de Guardacostas.

En dos cubas o grandes recipientes de almacenamiento pesquero, según el informe de la Subsecretaría, se hallaron 90 pescados, 82 de ellos tiburones de las variedades azul (67), rabón bueno (10) y tinto (5). También se contabilizaron cuatro pescados gacho, dos dorados, un picudo y un pez espada. De las tres especies de tiburón, el azul y el rabón bueno se consideran en peligro de extinción.

La embarcación Popeye1 navegaba con seis fibras o lanchas rápidas cuando fue detenida por el Comando de Guardacostas. Una de las lanchas se accidentó durante el viaje hacia Guayaquil.

El informe se remitió al Ministerio del Ambiente “debido a que la cantidad de 82 tiburones es superior” al resto de la pesca. Según la Ley de Acuacultura y Pesca, aprobada en abril del 2020, en el país solo está permitida la pesca incidental del tiburón, es decir, cuando cae de forma accidental o fortuita. No obstante, el reglamento a esa ley, que debía fijar los límites de incidentalidad para proceder a sanciones, no se ha elaborado. La ley fijaba el plazo de seis meses para el reglamento, o sea, tiene casi un año de atraso.

Publicidad

La embarcación se la agarra en función de que se le detecta narcotráfico, se la retiene y el fiscal nos reporta que se encontraron varios ejemplares de tiburones, procedemos a hacer la inspección.

Isabel Tamariz, directora de la zonal 5 del Ministerio del Ambiente.

Tamariz aseguró que las especies de tiburón descubiertas no se consideran protegidas. Además, “de acuerdo a la inspección, todos los tiburones se encontraban con sus aletas pegadas al cuerpo”. “Estamos tratando de identificar dónde se realizó la pesca para conocer si entraron a un área protegida”.

Pese a que se halló el 91 % de tiburones, tampoco se puede sancionar como pesca dirigida, pues no se han definido los límites de incidentalidad.

“Decir si era pesca incidental no nos corresponde, le corresponde a la Subsecretaría de Recursos Pesqueros, que tiene al personal específico para el análisis(...), porque quien supervisa las actividades de pesca es la Subsecretaría”.

Entre las especies de tiburones se encontró las variedades rabón bueno, azul y tinto. Los dos primeros están en peligro de extinción.

La Fiscalía investiga este caso por el delito de tráfico de drogas, hay 19 detenidos. Tres de ellos (Jorge Delgado Espinales, Daniel Álava Chávez y Galo López López) registran demandas por presunto tráfico ilegal de personas.

Delgado fue llamado a juicio por estafa migratoria en 2009, tras ser detenido –en abril de 2008– con otros cuatro sujetos mientras intentaban llegar a Estados Unidos con 14 tripulantes y 92 inmigrantes en el barco Paco. Esta embarcación fue capturada por un buque americano (Oscogic Midgett) y entregada a los guardacostas ecuatorianos. Álava, en cambio, fue sentenciado en 2006 a un año de prisión, también por tráfico ilegal de personas. En tanto que López fue sobreseído provisionalmente en 2008 por el mismo delito.

Mientras tanto, los tiburones acumulados en Popeye 1 desde el 3 de septiembre, en que se produjo la detención, han comenzado a descomponerse, por lo que se requiere una inspección para valorar el estado del producto pesquero.

Publicidad

¿Qué va a pasar con los tiburones?”, se preguntó el coordinador legal del Coguar.

El Comando de Guardacostas ha solicitado inspecciones para conocer el estado actual de los tiburones.

La directora ambiental afirmó que, según la normativa, los tiburones deben donarse “en caso de que estén en buen estado”. De lo contrario se debe proceder a su destrucción, entierro del cuerpo o la incineración de sus aletas.

Carlos Ascencio, jurídico de la Coguar, lamentó: “No es un delito, porque no es una especie protegida; no es una infracción administrativa, porque no hay índices de permisibilidad. Seguramente este caso quedará en la impunidad por falta de la normativa”. (I)

Ricardo Unda: ‘Necesitamos el espacio en el muelle para que nuestras unidades puedan atracar’

Comandante Ricardo Unda, del Comando de Guardacostas de la Armada del Ecuador.

El comandante Ricardo Unda, del Comando de Guardacostas (Coguar), califica como ‘sui generis’ la detección de tiburones en una embarcación incautada con droga por parte de su personal a inicios de este mes. La misión del Coguar, resalta, es neutralizar las actividades ilícitas como contrabando, robo de motores, tráfico de drogas, pesca no declarada.

¿Por qué es sui generis esta incautación?

Porque en el comando es la primera vez que ocurre esto, que se aprehende una embarcación con sustancias sujetas a fiscalización y que adicional hay una pesca de tiburón. Esto puede ser una maniobra de engaño a la actividad específica que realizan. Para nosotros es algo nuevo, que por lógica si hay el 91 % de tiburón algo mal está aquí.

¿Qué destino tendrá la pesca?

Nuestra necesidad desde que llegó esta embarcación, Popeye 1, es que las autoridades competentes hagan el trabajo adecuado para que esta pesca pueda ser trasladada al lugar correspondiente, para su donación o su entierro o incineración y así también para que esta embarcación pueda ser retirada del Coguar para su trámite de judicialización respectiva. Nosotros necesitamos ese espacio en el muelle para que nuestras unidades puedan atracar y hacer su mantenimiento programado.

En dos cubas de almacenamiento, debajo de hielos, se encontraban los 82 tiburones en la embarcación Popeye 1.

¿Qué gestiones han hecho?

Hemos enviado comunicaciones a la Subsecretaría de Recursos Pesqueros, a la Subsecretaría de Calidad e Inocuidad que está subordinada al Ministerio de Producción, a la Fiscalía, al Ministerio del Ambiente. Estamos hablando de muchas instituciones que tiene que ver con esta pesca que se denomina incidental.

¿Cree que la carga pesquera en Popeye 1 es incidental?

Mi criterio personal es que no es una pesca incidental, pero lógicamente esto lo tienen que determinar las autoridades pertinentes de acuerdo con la normativa. Y si es necesario modificar o actualizar esa normativa, los entes pertinentes deben hacerlo, pero es necesario para nosotros como policía marítima saber lo que tenemos que hacer cuando realizamos nuestras inspecciones rutinarias a los diferentes tipos de embarcaciones.

¿Qué piensa de la pesca del recurso tiburón?

El tiburón es una especie muy importante para el ecosistema y los espacios acuáticos y también muy importante para la economía del país, porque puede ser que se acaben los recursos pesqueros, porque el tiburón se alimenta de los peces carnívoros y estos peces, a su vez, se alimentan de los peces herbívoros, y si estos disminuyen van a proliferar algas y afectar el ecosistema. Y adicional, en el turismo es muy importante, pues esto, que lo mejor cuesta 50 dólares un tiburón, para el turismo representa cuatro o cinco veces el valor de la especie. (I)

Comandante Ricardo Unda, del Comando de Guardacostas, explicó que la embarcaciones incautadas reducen el espacio del muelle destinado para la entidad.