Cuatro sismos de considerable magnitud alertaron a los habitantes de la frontera norte de Ecuador, desde la noche de ayer, sábado 13 de agosto, hasta la madrugada de este domingo.

Estos movimientos telúricos se dan de forma reiterada desde el sismo del pasado 25 de julio, que marcó una magnitud de 5,2 y causó diversos daños a las estructuras en poblaciones de Carchi.

El primer sismo que se sintió la noche de este sábado fue a las 20:38. Fue un temblor de magnitud 2,5, profundidad superficial, menor a 30 km, en el océano Pacífico a 121 kilómetros de la fronteriza población de Mosquera, en Nariño, frente a Carchi.

El volcán Chiles quiere abrir una boca, porque solo tiene orificios o respiraderos por donde salen materiales, dicen técnicos

Un segundo sismo fue registrado a las 21::42 del mismo día, con magnitud 2,8, profundidad 4 km, en Tufiño, Carchi, Ecuador, área de Influencia del complejo volcánico Chiles y Cerro Negro.

Publicidad

El sismo más fuerte se registró a las 03:56 de este domingo, con magnitud 3,2, profundidad 4 km, en Tufiño - Carchi, Ecuador.

El sismo más reciente se registró a las 4:10 de hoy, con magnitud 3,0, profundidad 4 km, Tufiño - Carchi.

Pobladores de Tufiño, Maldonado y Chical, en el noroccidente ecuatoriano y en Chiles y Cumbal en Colombia, zona de influencia de los volcanes Chiles-Cerro Negro, afirmaron que hay incertidumbre ante el continuo enjambre sísmico que se registra desde hace más de 15 días.

Por ese motivo, el próximo miércoles 17 de agosto se tiene previsto un simulacro binacional, organizado por los organismos de socorro de ambos países. En San Gabriel, Carchi, ya se realizó una primera simulación el pasado 4 de agosto, que evidenció la zozobra que existe en este sector por el momento que vive la frontera ante la reactivación del volcán Chiles.

Publicidad

Ecuador y Colombia monitorean el comportamiento inestable del volcán Chiles, asociado a movimientos sísmicos que inquietan en Carchi; hay restricciones para entrar a la zona

Andrés Ponce, alcalde de Montúfar, informó que son más de 365 edificaciones que incluyen viviendas patrimoniales, inmuebles municipales, iglesias, entre otros, los afectados en su jurisdicción.

La rehabilitación de una vivienda patrimonial tiene un valor de entre 30 y 40 mil dólares, advirtió el primer inventario de las casa averiadas. El burgomaestre señaló que aproximadamente 120 casas centenarias han sido afectadas hasta ahora.

Propuso Ponce que el Ministerio de Desarrollo y Vivienda, el Ministerio de Cultura y Patrimonio, la Municipalidad y los afectados creen un fondo para iniciar el proceso de regeneración, con recursos del Estado. El mayor número de viviendas afectadas pertenecen al sector rural. (I)