Con la esperanza de volver de manera presencial a clases, aunque con cierto temor por la vacuna, algunos estudiantes de colegios de Quito, de entre 16 y 18 años, acudieron este viernes a vacunarse contra el coronavirus, en el campus de la Universidad de las Américas (UDLA), en el norte de la ciudad.

En ese establecimiento de educación superior se tiene previsto inocular a unos 20.000 alumnos de 200 colegios de Pichincha.

Hay 22 puntos de vacunación, con una brigada de tres personas, la que pone la vacuna, quien llena el carné y una tercera, que ingresa los datos al sistema del Ministerio de Salud Pública.

Mikael Calderón, de 16 años del colegio Dillón, consideró que tras la vacuna el cuerpo tendrá más defensas aunque la persona se enferme. Sostuvo que sus padres lo autorizaron para que reciba la primera dosis.

Publicidad

Recomendó a otros jóvenes que vayan a la vacunación, pues para él es algo necesario y se podría “casi” retornar a realizar las actividades, tal como se las hacía antes de la pandemia.

Nerviosa ante de recibir la vacuna estaba Samanta Defaz, también de 16 años del colegio Cotac. Ella quiere ya regresar a las aulas. “Ya nos vamos a inmunizar, entonces creo que podemos volver al colegio con normalidad”, dijo. A sus compañeros los llamó a que asistan, a que no tengan miedo y que cada persona se cuide.

Otros alumnos consideraron que al vacunarse se protege a sus familiares y se puede volver a la normalidad.

Vacunas Pfizer y AstraZeneca tienen una alta efectividad ante las variantes delta y alfa según estudio británico

Hasta el próximo 30 de julio, la UDLA tiene programado vacunar a unos 20.000 estudiantes de colegios, indicó René Cordero, director general de Operaciones de esa entidad. Contó que el horario será entre las 08:00 y las 16:00. Se puede inocular a 400 alumnos cada hora, aunque este viernes no llegó la cantidad de estudiantes que esperaban.

La UDLA, a través de las autoridades de los colegios, remitió un formulario electrónico para que sea llenado por los estudiantes a fin de definir la lista. Luego se hizo el agendamiento en virtud de la cantidad de interesados y se les envió un mensaje por WhatsApp indicándoles tanto el día como la hora en que tenían la cita.

Otro grupo de estudiantes será inmunizado este sábado 24 y domingo 25 de julio en la Universidad San Francisco de Quito (USFQ).

Publicidad

Está dirigido para alumnos que tengan 16 años en adelante, estudiantes de quintos y sextos curso de colegios de la capital de la República así como sus padres no vacunados. Será de 09:00 a 17:00.

De acuerdo con el Ministerio de Educación, en Pichincha hay 746.476 alumnos de establecimientos fiscales, fiscomisionales, municipales y particulares.

Otro sitio en el que se vacunó este viernes fue en el ágora de la Casa de la Cultura Ecuatoriana (CCE) a personal del Hospital Carlos Andrade Marín (HCAM) del IESS y sus familiares mayores de 16 años.

Según el vacunómetro, una herramienta gubernamental que permite establecer cómo va el Plan de Vacunación, entre los de 16 a 49 años, de cada 100 personas, seis ya habían recibido las dos dosis previstas.

El miércoles 21 de julio se cumplieron los primeros seis meses del proceso de vacunación en el país.

A esa fecha se habían aplicado 9′055.887 vacunas y al menos 7′087.338 de personas ya habían recibido al menos la primera dosis.

De cada 100 adultos mayores, 70 ya se habían vacunado totalmente; entre los de 50 y 64 años, de cada 100 habitantes, solo 20 tenían su inmunización completa

Estrategia comunitaria COVID 0

En tanto, organizaciones sociales y la Universidad Central, inician este sábado la estrategia comunitaria COVID 0, que incluye puestos de vacunación móviles y de triaje comunitarios. Inicialmente será en el sur de Quito, en la Quito Sur, y en Carapungo, en el norte.

La meta es establecer 20 puestos, 12 en el sur y 8 en el nororiente. Estarán habilitados dos veces por semana.

La capacidad de vacunar es de unas 400 personas en cada punto.

En el vacunatorio exprés del estadio Modelo ya se inmuniza a peatones y a quienes llegan en vehículos

Alberto Narváez, quien tiene un Ph. D. en políticas de control de enfermedades, y forma parte de la iniciativa, expresó que han identificado más o menos 10 parroquias donde se acumulan el 50 % de casos de coronavirus y de muertes.

Las parroquias priorizadas son Chillogallo, La Magdalena, Guamaní, en el sur; Calderón, en el norte; Solanda, San Bartolo, Chilibulo y Quitumbe, en el sur.

Se hará vigilancia de muertes y casos graves en menores de 50 años y muertes y casos graves en vacunados. Habrá vigilantes “antenas” que notificarán probables fallecimientos por la pandemia.

A los puestos de vacunación móviles, que estarán en las casas barriales, asistirán trabajadores informales y ciudadanos venezolanos.

Se tomarán pruebas rápidas de detección de antígenos y de anticuerpos (hasta 600 diarias), se hará seguimiento de los pacientes, rastrear contactos y aplicar aislamientos.

También habrá consejería para convencer a las personas de vacunarse.

Vigilancia y vacunación, identificación de casos, seguimiento de enfermos, pruebas masivas, rastreo de contactos, aislamiento, control de brotes o cuarentenas focalizadas barriales, es lo que se busca con la estrategia comunitaria. (I)