Cuenca

Una oferta de campaña del presidente Guillermo Lasso a la ciudad de Cuenca de asumir los pasivos y subsidio del tranvía en caso de ganar las elecciones generó polémica en las últimas horas.

Por un lado, la primera autoridad de Cuenca, Pedro Palacios, nuevamente pidió el pago ofrecido que hoy supera los $ 41 millones, mientras en días pasados el primer mandatario respondió que eso “está en manos del alcalde”.

El 15 de enero de 2021, durante una visita electoral, Lasso anunció el ofrecimiento en una rueda de prensa y luego lo confirmó en cuenta de Twitter. “En Cuenca me comprometí con el alcalde @pedropalaciosu y la ciudadanía que, cuando sea presidente, suscribiré un convenio, donde se establecerá que nuestro Gobierno asumirá los pasivos y el subsidio que corresponde al Tranvía de Cuenca”.

Publicidad

Pedidos realizados por alcalde de Cuenca sobre tranvía y cárcel no serán fáciles de concretar, dicen especialistas

La situación se reactivó el pasado miércoles cuando Guillermo Lasso visitaba el cantón azuayo Nabón.

Ante los medios de comunicación, Lasso fue consultado sobre cómo cumplirá lo dicho mientras estaba de candidato. Ahí, respondió que sí lo haría, pero volverlo una realidad “está en manos del alcalde”.

Las declaraciones de Lasso fueron analizadas por Palacios y su equipo de trabajo hasta la mañana del lunes cuando dio su versión de los trámites emprendidos.

La autoridad local expuso un oficio enviado el 21 de junio de 2021 a Lasso con copia al vicepresidente de la República y al ministro de Economía y Finanzas pidiendo que se agilite el posible pago del subsidio y a los proveedores.

Publicidad

Asimismo, también mostró un chat de WhatsApp de él con Alfredo Borrero del 12 de julio pasado en el que se lee: “Estimado Alfredo (…) te dejo el recordatorio del tema pago tranvía, el oficio se dejó por el 21 de junio al Señor presidente con copia a ti y al Ministro de Finanzas”. Según lo expuesto en la conversación, la respuesta fue: “Mi querido Pedro, estamos buscando dónde se encuentra el trámite”.

Con aquello, Palacios aseguró que sí inició los trámites, pero –según él– los “subalternos” de Lasso no le han informado al respecto.

Jorge Moscoso, director del proyecto Tranvía, dijo que el subsidio ofrecido por Lasso en la campaña presidencial ascendió originalmente a $ 51 millones, pero ahora es $ 41 porque la Municipalidad ya pagó $ 10 millones al banco francés Natixis, que otorgó el crédito inicial para la construcción del sistema de transporte.

Tomando la palabra de Lasso de también asumir el pago del subsidio, hay que sumar $ 5 millones correspondientes al subsidio presupuestado para el 2022. En definitiva, el compromiso pendiente del Gobierno con Cuenca es de $ 46 millones.

Publicidad

En medio de este cruce de declaraciones salió el gobernador del Azuay, Matías Abad, para decir que personalmente iniciará la gestión para celebrar una reunión y “trazar la hoja de ruta” respecto al tema.

Sin embargo, adelantó que al ser un monto oneroso el Municipio deberá presentar alguna documentación al respecto.

Tranvía de Cuenca registra pérdidas económicas tras un año de funcionamiento, indican autoridades

Subsidio del tranvía cuencano cubre la baja ocupación

Ocupación

Otro de los factores que impiden al tranvía ser económicamente sostenible es la baja ocupación de pasajeros, según las autoridades locales.

Publicidad

En la actualidad, según cifras oficiales, se trasladan un promedio de 13.000 ciudadanos al día, cifra lejana a la de los estudios previos que planteaban una ocupación de mínimo 45.000 pasajeros para ser rentable.

Otra variable de influencia directa para la baja ocupación es que en Cuenca existe una línea de bus (operada por empresarios privados), que resulta una competencia directa al tener rutas similares y con los mismos destinos.

Según Palacios, con la implementación de nueva tecnología y buses eléctricos en los próximos cinco años el subsidio al tranvía sería de máximo $ 1′500.000.

El tranvía entró en funcionamiento comercial en septiembre del 2019 y en la actualidad genera ingresos por $ 2 millones a causa de la publicidad y ocupación de pasajeros. Aun así tiene un déficit de $ 5 millones.

El tranvía es el proyecto de movilidad más caro en la historia de Cuenca, con demoras en su construcción y pasó por varias administraciones hasta su puesto en funcionamiento. Su mentor fue el exalcalde Paúl Granda en 2013, luego Marcelo Cabrera no pudo concretar su operación, y en el 2020 Pedro Palacios dio luz verde para empezar su actividad comercial. (I)