Portoviejo, Manabí

Los cráneos de animales hallados semanas atrás en la vía Picoazá-Las Canteras, en el cantón Portoviejo, corresponden a restos de cerdos, no son de perros como se denunció tras su avistamiento. Así lo dio a conocer Genito Vélez, director de la Agencia de Regulación y Control Fito y Zoosanitario (Agrocalidad) en Manabí.

La denuncia generó temor en la ciudadanía, luego de que páginas en redes sociales y hasta medios de comunicación replicaron quejas ciudadanas de que presuntamente las osamentas halladas eran de canes, temiéndose de que incluso la carne del animal despostado pudo haber sido comercializada y hasta consumida.

Tras la revisión de personal de Agrocalidad, Vélez señaló que se comprobó que las osamentas no eran de canes, ya que hay una marcada diferencia en los huesos frontales de cerdos con los de los perros.

“Estuvimos pendientes de la queja, pero se descartó que fueran de perros, sino de cerdos. Recordemos que en varias poblaciones manabitas se utiliza la cabeza de cerdo para hacer hornado y otros platos”, señaló el funcionario.

Luego de la alerta difundida en redes sociales, funcionarios de Agrocalidad en colaboración con la Intendencia de Policía, el Ministerio de Salud y la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa) realizaron una inspección minuciosa para verificar a existencia de unos 26 cráneos regados en dicho lugar.

Vélez agregó que ahora se investiga el origen de los animales faenados en puntos de expendio y también solicita a la ciudadanía realizar las denuncias en caso de conocer lugares de faenamiento clandestino, a fin de coordinar una intervención efectiva. (I)