El Riesgo País del Ecuador cayó 345 puntos este lunes 12 de abril, al pasar de 1.169 puntos a 824 puntos. El hecho es una consecuencia del triunfo en segunda vuelta de Guillermo Lasso como presidente. El Riesgo País es un indicador que mide la percepción de riesgo que ven los mercados en los diversos países frente al pago de sus obligaciones internacionales. De este índice también dependen las tasas de interés a las que se pueden contratar créditos en el exterior, tanto por parte del Estado como del sector público. Mientras más bajo es el índice, es mayor la confianza de los mercados.

La caída del Riesgo País ya se esperaba, luego de que en la mañana hubo un repunte del precio de los bonos y una caída de su rentabilidad. Estos dos fenómenos son indicadores de mayor confianza en el mercado.

De acuerdo con Jaime Carrera, secretario ejecutivo del Observatorio de la Política Fiscal (OPF), se trata de una importante baja del Riesgo País y se debe a que los mercados leen una actitud de confianza, un manejo más responsable de la economía, de las cuentas públicas, de la deuda. Miran en el Gobierno electo una conducción del Estado que genera certidumbre.

Para Carrera, los 824 aún son un indicador alto, sobre todo comparado con otros países de la región. Explicó que la aspiración del Gobierno debe ser bajar este indicador a niveles de Colombia (221) y Perú (133), por ejemplo. Esto se puede lograr continuando con políticas de ordenamiento de las finanzas y manteniendo el programa con el FMI. En todo caso, este riesgo país se separa del riesgo argentino, con el que venía relativamente paralelo, y que ayer se ubicaba en 1.578 puntos.

Al ser consultado sobre qué tan fácil será para el nuevo Gobierno continuar con el ajuste, teniendo una Asamblea con varias fuerzas que posiblemente no estarían de acuerdo con este tema, dijo que sin duda es un reto importante. Sin embargo, consideró que la propia elección demuestra una mayor consciencia de la gente en pro de una libertad democrática y económica. No descartó que se puedan encontrar consensos y buscar soluciones para los principales problemas del país, que tienen que ver con la salud y la reactivación económica.

Adicionalmente, Carrera comentó que el nuevo Gobierno debe pensar en continuar con la bajada del Riesgo País, no para endeudarse, sino para permitir que el sector privado se endeude a mejores condiciones y logre la reactivación económica. El Gobierno debe evitar nuevas emisiones de bonos para cubrir el déficit fiscal, pues más bien debe bajar dicho déficit a través del ajuste del gasto.