El décimo tercer sueldo o bono navideño _que deben recibir los trabajadores hasta el 24 de diciembre_, es un rubro correspondiente a la doceava parte de las remuneraciones que hubiere percibido el colaborador entre el 1 de diciembre del año pasado y el 30 de noviembre del presente.

Para su cálculo se toma en cuenta todo lo que el trabajador reciba en calidad de remuneración, es decir, todo lo que reciba en dinero, en servicios o en especies. Se exceptúan el porcentaje legal de utilidades el pago mensual del fondo de reserva, los viáticos o subsidios ocasionales, la décimo tercera y décimo cuarta remuneraciones, la compensación económica para el salario digno, entre otros.

El cálculo para los trabajadores y extrabajadores, bajo la modalidad de contrato de jornada parcial permanente, se lo hará en proporción al tiempo laborado. En tanto que los jubilados patronales también tienen derecho al pago de este bono y los montos deberán ser registrados en la página web del Ministerio de Trabajo, conforme al instructivo.

Publicidad

Estos son los pagos que empleadores deben realizar a sus trabajadores cada mes

¿Qué debo hacer con mi primer sueldo?

Educación financiera

Publicidad

En la actualidad este sueldo se puede acumular o mensualizar, depende de lo que el trabajador crea conveniente. No obstante, la mayoría de los ciudadanos que reciben este rubro prefiere acumularlo.

Este rubro es muy esperado por la mayoría, ya que generalmente ayuda a solventar las tradicionales cenas por las festividades de Navidad o fin de año, cubrir gastos médicos, planificar viajes, ahorrar, compra de vestimenta, entre muchas otras situaciones.

El coach financiero Andrés Mórtola indica que recibir esta remuneración de forma mensualizada tiene ventajas siempre que se tenga educación financiera, ya que al ser un dinero anticipado el trabajador lo puede invertir en un fondo de inversión o en algún proyecto y de esa forma generar una rentabilidad.

“En cambio, si no tienes educación financiera, no sabes controlar tus emociones, y no tienes planificación financiera, puedes terminar usándola para gastos frecuentes que muchas veces son cosas innecesarias”, puntualiza Mórtola.

Publicidad

Por el otro lado, el experto en finanzas personales explica que recibir el décimo tercer acumulado en diciembre puede en cambio -por ejemplo- ayudar a comprar regalos por Navidad y así el trabajador evita endeudarse. Entre otras opciones señala pagar deudas pendientes o empezar un negocio.

De todas formas destaca que ambas opciones tienen sus ventajas, siempre y cuando la persona sea más consciente de su situación financiera, tenga una planificación y organización de sus finanzas.

Seguro de desempleo y la cesantía, así puede solicitarlos

¿Qué valores debo recibir por despido intempestivo, desahucio y fuerza mayor?

Elección de modalidad de pago

Los trabajadores que no deseen recibir el pago mensual de su décima tercera remuneración tienen la opción de presentar por escrito a sus empleadores una solicitud de acumulación en el mes de diciembre o durante los primeros días de enero.

Publicidad

Si para años posteriores el trabajador desea continuar recibiendo de manera acumulada su décima tercera remuneración, no será necesaria la presentación de una nueva solicitud.

Tenga en cuenta que si ya eligió una forma de pago no podrá presentar una solicitud para cambio de la modalidad sino dentro de los primeros quince días del mes de enero del siguiente año. (I)