Hoy, tras 17 años de vigencia culminó el Programa de Canje de Deuda Ecuador - España, a través del cual el Gobierno español acordó renunciar al cobro de la deuda externa que mantenía Ecuador por un monto de $ 50 millones. El cierre del programa se dio en la Cancillería, en un acto oficial.

El programa, en su vigencia, enfocó su trabajo en el apoyo a la educación en todos sus niveles, el fomento de la investigación científica en universidades e institutos públicos de investigación, asimismo, por el terremoto de 2016 rehabilitó y equipó 43 centros de salud ubicados en la provincia de Manabí; y en la actual emergencia sanitaria, en la donación de los saldos finales del programa para la adquisición de vacunas antipolio para infantes. En total fueron financiados 36 proyectos de desarrollo, en 20 provincias del país.

El ministro de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana, Juan Carlos Holguín, agradeció el trabajo del Comité Técnico que analizó y escogió las mejores propuestas, por su alcance e impacto, para ser ejecutadas en el territorio. “Es el bien común el que se ha visto reflejado en cada uno de los proyectos producto de este canje de deuda entre Ecuador y España, beneficios que han visto reflejados los ciudadanos en su día a día”, afirmó el canciller.

Asimismo, agradeció al Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), que administró el Fondo Ecuador – España y “que dio el soporte técnico para que los recursos sean bien canalizados para el éxito de este programa”, subrayó el ministro Holguín.

Publicidad

Por su parte, el secretario general del Tesoro de España, Carlos Cuerpo Caballero, al valorar el éxito del programa destacó tres aspectos relevantes del mismo: la extensa cobertura geográfica y su ejecución en 20 provincias del país; el tamaño y el alcance de los proyectos, que supone cambios cualitativos en la población; y, por último, la priorización de áreas destinadas a fortalecer la resiliencias, respondiendo a las necesidades urgentes del país.

“La experiencia de este programa de coinversión ha sido una historia de éxito, que ha contribuido a fortalecer las relaciones institucionales y económicas entre nuestros países y, por supuesto, a apoyar el desarrollo sostenible e inclusivo en el país”, sostuvo Cuerpo Caballero.

En el evento participaron también el ministro de Economía y Finanzas, Simón Cueva; la ministra de Salud Pública, Ximena Garzón; la embajadora de España en Ecuador, Elena Madrazo, y el rector de la Universidad Técnica de Ambato, Galo Naranjo.

Por último, y con base en los logros alcanzados, Ecuador expresó su interés de que España continúe colaborando con programas de cooperación enfocados también en las zonas de la frontera norte, las provincias del austro, la región amazónica y la provincia de Manabí.

Publicidad

El contrato de conversión de deuda fue suscrito el 14 de marzo de 2005, con el objetivo de acelerar el crecimiento económico y el desarrollo social del país mediante la ejecución de proyectos de inversión pública. (I)