Aceites comestibles con una etiqueta que los identifique como “aceite popular” y que costarán un 20 % menos empezarán a ser distribuidos durante esta semana en las tiendas a nivel nacional.

El Gobierno y la Asociación de Productores de Grasas y Aceites (Aprograsec) mantuvieron conversaciones para lograr que se produzca un aceite de bajo costo pero de alta calidad. Ese gremio anunció que sus empresas asociadas incluirán dentro de algunos de sus productos una etiqueta con el nombre “aceite popular”, indicativo de que esos se comercializarán con un precio hasta 20 % más económico que el actual.

Alimentos como el aceite vegetal, la leche y el pan incidieron más en la inflación de mayo, que se situó en 0,56 %

“Sensibles ante el aumento de precios, con esta iniciativa las empresas del sector buscan atender las necesidades de las personas con menos recursos económicos y apoyar al Gobierno en su objetivo de encontrar soluciones en beneficio de los ecuatorianos”, se indica en un comunicado.

También se detalla que la distribución de estos productos empezará durante esta semana en las tiendas de barrio a nivel nacional, y el consumidor podrá identificarlos a través de un logo en el empaque, que es un círculo rojo con la imagen de una mano agarrando una cesta.

Publicidad

El Ministerio de Agricultura detalló las empresas, presentaciones y precios que estarán disponibles:

  • Industrias Ales ofrecerá aceite en botella de 390 mililitros (ml) a $ 1,25 y aceite en funda de 420 ml a $ 1,20.
  • Danec pondrá a disposición del público aceite en botella de 390 ml a $ 1,25 y aceite en funda de 360 ml a $ 1.
  • La Fabril sacará al mercado aceite en doypack de 340 ml a $ 1.

“En beneficio de las familias ecuatorianas y con la ayuda de la empresa privada, hemos reducido el costo de uno de los productos más importantes de los hogares del país. Lanzaremos al mercado el ‘aceite popular’, con un 20 % menos del precio actual”, indicó el presidente de la República, Guillermo Lasso, quien encabezó los diálogos, en los que además participó el ministro de Agricultura y Ganadería, Bernardo Manzano.

Un día antes de que en el país se iniciaran las manifestaciones convocadas por la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie), el Ministerio de Agricultura anunció que estaba en marcha este proyecto para producir un aceite popular a través de una alianza público-privada.

El precio del aceite es uno de los que más han subido en los últimos meses ante la escalada de materias primas en el mundo, la guerra entre Rusia y Ucrania —el principal productor de aceite de girasol del mundo— y, localmente, por la caída de la producción.

Publicidad

Cinco panes a un dólar y un aceite 83 % más caro ¿Por qué siguen subiendo los precios en Ecuador?

A nivel mundial se han disparado los precios del aceite; incluso, algunos países han restringido sus exportaciones para mantenerse abastecidos, y limitan la compra de este producto al consumidor.

El litro de aceite de girasol en Ecuador llega a $ 5,99, y no es el único que sigue al alza. El de canola subió dos dólares en el último año: en mayo del 2021 costaba $ 2,39 y en mayo del 2022 su precio llegó a $ 4,39 en supermercados. El aceite vegetal es actualmente el producto con mayor incidencia en la inflación y el mes pasado desbancó a la gasolina, que lleva diez meses en la lista de los productos con aumento.

Además de la crisis internacional de precios y alimentos, el país vive una particularidad clave también, pues viene perdiendo sostenidamente producción de palma por el embate de la pudrición del cogollo (plaga en la palma) desde 2018. Ecuador ha perdido entre 110.000 y 120.000 hectáreas productivas; la mayor parte de la pérdida está en la provincia de Esmeraldas, de acuerdo con datos de la Federación Nacional de la Cadena Productiva del Aceite de Palma (Propalma).

Este gremio asegura que el país ha pasado de producir en 2017 más de 604.000 toneladas de aceite crudo de palma a producir 380.000 toneladas. (I)